miércoles, 29 de marzo de 2017

Los aztecas, diezmados por una salmonelosis







Piedra del Sol 
(Calendario azteca)
(1250-1520 d.C.)


Basalto olivino con relieves 
360 cm de diámetro x 122 cm espesor
Museo Nacional de Antropología. Ciudad de México 



Tal vez sea la Piedra del Sol el símbolo más emblemático del período postclásico mesoamericano. Dentro de este monolito están descritos en escritura mexica, los movimientos de los astros y algunos ciclos en donde los meses duraban veinte días, los años dieciocho meses y los siglos 52 años, los cuales se renovaban. Sorprende la precisión del calendario, más ajustado incluso al movimiento de los astros que el usado actualmente. 

La espléndida pieza nos plantea una reflexión: ¿cómo pudo desaparecer una civilización tan desarrollada como la del Imperio Azteca? ¿cómo pudo un puñado de aventureros españoles someter a todo un pueblo? 

Conquista de México. Recibimiento de Moctezuma.
Museo de América. Madrid




Ya hemos tratado en algunas ocasiones este tema. Las epidemias, de enfermedades importadas del Viejo Mundo diezmaron la población azteca. A estos cataclismos demográficos los aztecas los llamaron cocoliztli. En pocos años, dos grandes cocoliztli causaron que la población de México pasara de unos 25 millones a un millón escaso. Generalmente se atribuye estas caídas demográfica a la viruela, el sarampión y otras enfermedades exantemáticas, que hicieron mella en una población sin inmunidad específica para ellas. La caída de Tenochtitlán, la capital, en manos de los españoles (13 de agosto de 1521) fue posible gracias a una grave epidemia de viruela que causó una gran mortalidad entre los indígenas. Pero sin menoscabo de lo anterior, recientemente se ha descubierto otra posible causa de elevada mortalidad: la Salmonella paratiphi C. 

Hernán Cortés apresando al emperador de los aztecas. Museo del Prado, Madrid

Johannes Krause dirige un equipo de genetistas de la Universidad Max Planck  de historia de las Ciencias, en Jena (Alemania). Recientemente han publicado un artículo  en la revista on line bioRxiv, en el que sostienen que han encontrado la prueba directa de que una cepa de Salmonella paratiphi C procedente de Europa podría haber acabado con cerca del 80% de la población azteca. Un artículo similar apareció también en la revista Nature. Los autores apoyan tal afirmación en un estudio realizado en un cementerio azteca de Teposcolula-Yucundaa, en Oaxaca, en el sur del país. Secuenciaron el ADN bacteriano obtenido de 29 individuos y comprobaron que 24 de ellos habían muerto por una fiebre entérica fatal entre 1545 y 1550. 

Pero no faltan voces que son contrarias a la opinión de estos investigadores. Según ellos la epidemia de Salmonella justificaría el cocolizli de 1545 y constituiría un hallazgo relevante, pero no se le puede imputar la drástica disminución de la población azteca, una caída demográfica que ya habría tenido lugar mucho antes. 


Publicar un comentario