miércoles, 26 de febrero de 2020

Oropimente, pintura al arsénico.






Frontal de altar de Esquius 
(s. XII)

Museu Nacional de Catalunya (MNAC)
Barcelona




Los frontales de altar eran unas tablas decoradas que se colocaban delante de los altares en la época románica (s. XI-XIII). El frontal de Esquius es un bello frontal procedente de la iglesia de Santa María de Besora, cerca de Ripoll. En su centro aparece una Maiestas Domini, la figura de Cristo entronizada dentro de la mandorla o almendra mística. La mandorla representaba el cielo y con su forma de huso se quería presentar un hipotético corte o jirón en el cielo, por el que podía verse la Gloria celestial. En el altar de Esquius, alrededor de la mandorla se lee una inscripción latina que traducida, dice : 
«Este es el Dios del Alfa y de la Omega. Ven oh clemente y misericordioso, con tu piedad y suelta las cadenas de los miserables. Amén».  
Cristo aparece con un manto oscuro, mirando al espectador de frente, como es habitual en el arte románico, con una cara inexpresiva, impávida, hierática. Presenta el aspecto de un juez o mejor, de un señor feudal, una clara declaración del poder jerárquico inalterable en el que se basaba la sociedad medieval. Está rodeado por el tetramorfos, la representación simbólica de los cuatro evangelistas: abajo el toro que representa a Lucas y el león a Marcos; y arriba el águila a Juan y finalmente Mateo cuyo emblema es un ángel (o un hombre, alado como los demás símbolos). A ambos lados aparecen los doce apóstoles, en grupos de tres. 

Una buena parte del frontal de Esquius (la almendra y una amplia franja a los lados) es de un bellísimo color amarillo dorado. Esta coloración se conseguía en aquella época con oropimente triturado. 


Resultado de imagen de bodegón de Jan Davidsz de Heem (Rijksmuseum,
Bodegón de Jan Davisz de Heem (Rijksmuseum, Amsterdam).
En el centro, bajo la granada, se observa un cítrico, algo descolorido,
pintado con oropimente. El paso del tiempo ha sublimado
parte del arsénico y ha dejado un color amarillo oscuro. 


El oropimente es un mineral de color amarillo, textura laminar o fibrosa y brillo anacarado. Su composición es trisulfuro de arsénico (As2S3). El nombre de oropimente deriva del latín auripigmentum (pigmento áureo o dorado) a causa de su color amarillo anaranjado. Se le conoce también como "amarillo real"amarillo chino, u "oropimente amarillo".

El oropimente era un producto que fue ampliamente comercializado en tiempos del Imperio Romano, y era usado en la elaboración de pócimas venenosas. También fue muy apreciado por los alquimistas medievales que lo usaban para buscar la piedra filosofal (la que supuestamente debía convertir en oro todo lo que tocaba), aunque probablemente lo único que consiguieron fue intoxicarse. 


Resultado de imagen de retrato de Vincenzo Morosini, de Tintoretto (National Gallery, Londres)
Tintoretto: Retrato de Vincenzo Morosini (National Gallery) .
En la banda dorada se han encontrado trazas
de oropimente y rejalgar. 

Debido a su atractivo color dorado, fue usado también en pinturas Fue uno de los muy escasos amarillos brillantes y claros disponibles hasta bien entrado el siglo XIX, a pesar de los problemas derivados de su toxicidad extrema y su incompatibilidad con otros pigmentos de cobre y plomo. Aparte del retablo de Esquius, podemos citar otros ejemplos, como las pinturas de la cúpula de la mezquita del Aqsa en Jerusalén, en un bodegón de Jan Davisz de Heem (Rijksmuseum, Amsterdam) y en la banda dorada del retrato de Vincenzo Morosini, de Tintoretto (National Gallery, Londres), en la que también se encontraron trazas de rejalgar.

El rejalgar es parecido al oropimente. Su nombre deriva del árabe hispánico ráhǧ alḡár, literalmente, 'polvo de la cueva'. También es un sulfuro de arsénico natural (As4S4) aunque más raro. Forma granos y cristales bien moldeados, los cuales son entre rojo y anaranjado con brillo resinoso. Muchas veces se encuentra mezclado con el oropimente en venas hidrotermales. Como éste se usó como veneno, y también para fabricar vidrio, pesticidas y fuegos artificiales. 

Las pinturas de oropimente y rejalgar, ambas derivados del arsénico, pueden emanar vapores tóxicos, en pequeñas cantidades. 









martes, 25 de febrero de 2020

La enfermedad, atracción de circo: (XI) Tetraamelia


user uploaded image





Retrato del Príncipe Randian  
"El hombre oruga"


 Fotografía en B & N  
  
Colección particular 



En otra entrada del blog comentábamos los casos de focomelia que se habían exhibido en circos y ferias, al igual que otras enfermedades y malformaciones (ictiosis, acondroplasia, gigantismo, síndrome de Ehlers-Danlos o de Seckel...). Trastornos similares a la focomelia son otros cuadros clínicos muy poco frecuentes, como la sirenomelia, en la que las extremidades inferiores aparecen unidas en una sola (como la cola de una sirena). Es una patología muy poco frecuente (menos de 1/100.000) y suele ser incompatible con la vida a los pocos días de nacer, por debido a complicaciones asociadas al desarrollo y funcionamiento del riñón o la vejiga urinaria.  Algunos raros casos pueden sobrevivir como la californiana Shiloh Pepin (1999-2009) que llegó a vivir 10 años. 

Otra malformación congénita es la tetramelia, en la que hay carencia de las cuatro extremidades en un mismo individuo. Se trata de una enfermedad genética muy rara, autosómica recesiva.  La causa parece radicar en una mutación que provoca el mal que se localiza en el gen WNT3 situado en el cromosoma 17 (17q21), que codifica una proteína cuya función es crucial para el desarrollo de las extremidades en la fase embrionaria. Algunos casos pueden presentar también malformaciones en ojos, pulmones, aparato genital y urinario. 


Randian.1906.jpg
El principe Randion, afecto de tetraamelia. 
En el circo se exhibió al llamado príncipe Randian (o Randion) (1871-1934) que era presentado con el nombre de "hombre oruga". Estaba afectado de tetraamelia, es decir que no tenía brazos ni piernas y que solamente tenía una cabeza unida al tronco. 

Randian era hindú y había nacido en Demerara (Guayana británica). Era políglota y  hablaba fluidamente hindi, inglés, alemán y francés. En 1889, el circo de P. T. Barnum lo llevó a Estados Unidos para exhibirlo en sus espectáculos. 

En su actuación, Randian vestía una prenda de lana a franjas horizontales que se le ajustaba al cuerpo, lo que le daba la apariencia de una oruga, una serpiente o una patata, y se movía por el escenario contoneándose con sus caderas y sus hombros. Su habilidad más conocida era la de liar cigarrillos con tabaco y papel de fumar y luego sacar una cerilla de una caja y encenderlo. Toda la operación la hacía usando solo los labios. También era capaz de pintar y escribir aguantando un pincel o una pluma con la boca, y de afeitarse sosteniendo la cuchilla en un bloque de madera. Guardaba todos los materiales que utilizaba en la actuación en una caja de madera que él mismo había construido y pintado. Quienes trabajaron con él dicen que fue una persona muy inteligente y con gran sentido del humor. Era muy bromista, y solía esconderse en cajas para luego asustar a los que pasaban por delante.


Resultado de imagen de principe randian freaks
Randian, durante el número del cigarrillo, en la película Freaks (1932) 

Con estas habilidades, pronto se hizo famoso, y en 1932 participó en la película Freaks (La parada de los monstruos)  dirigida por Tod Browning, en donde apareció realizando el truco del cigarrillo.

Con este artículo terminamos la serie sobre la lamentable explotación de algunos enfermos raros como espectáculos en ferias y circos. Una actitud que esperamos que no se repita nunca más y que todos los enfermos sean siempre tratados con respeto y comprensión. Tras cada enfermedad hay un drama humano mayor o menor y todos necesitan comprensión por una situación diferente de la norma que crea preocupación en los que la sufren.  


El Príncipe Randian "el hombre oruga": 



lunes, 24 de febrero de 2020

La enfermedad, atracción de circo: (X) Focomelia






Retrato de Eli Bowen 
con su familia


 Fotografía en B & N  
  
Colección particular 


Además de las patologías que hemos mencionado en otras entradas del blog y que hacen referencia a las principales enfermedades que fueron exhibidas en los circos, hemos de mencionar algunos casos de focomelia (etimológicamente del griego φώκη -fõkē- foca y μέλος -melos- miembro), una enfermedad que se manifiesta por una malformación de origen teratogénico en la que están ausentes los elementos óseos y musculares en el miembro superior o inferior, quedando reducido a un muñón o prominencia que se implanta a nivel del hombro o de la cintura y que asemeja las aletas de la foca. Puede afectar a un solo miembro o a varios. En los años 60 fueron tristemente famosos los numerosos casos de esta patología que se dieron por administración de talidomida durante el embarazo. 


Eli Bowen by Atkinson, 1867.jpg
Eli Bowen (1824-1924) 
En el circo se exhibieron algunos casos de focomelia como fue el caso de Eli Bowen (1824-1924), un joven muy bien parecido, focomèlico que carecía de piernas, que se presentaba con el nombre de  "La Maravilla sin piernas", o "El Acróbata sin piernas". Eli había aprendido a andar con las manos, por lo que llegó a desarrollar una gran fuerza muscular en los brazos. 


En 1857, a los 13 años, Bowen se unió al circo ambulante Major's Brown Colosseum, donde actuaba realizando acrobacias y pruebas de fuerza. Actuó posteriormente en el Pullman Brothers Side Show, y tres años después en el Cooper, Bailey & Co. En 1897 actuó en el Barnum & Bailey Circus durante su gira por Inglaterra. Su número acrobático más celebrado consistía en subir por un poste de 13 pies (unos cuatro metros) de alto y mantenerse arriba evolucionando con un solo brazo. 

A veces, Eli Bowen colaboraba con "La Maravilla sin brazos" Charles Tipp (1855-1930), un focomélico al que le faltaban los brazos, llevando ambos una bicicleta tándem (Bowen al manillar y Tipp pedaleando). 

Charles Tripp armless circus freak
Charles Tipp (1855-1930)
Charles Tipp (1855-1930) trabajó para Barnum durante veintitrés años y luego estuvo de gira doce años con el circo de los hermanos Ringling. Tripp era muy atildado y cuidadoso y se peinaba solo, doblaba la chaqueta y la camisa y sabía ponerse los calcetines. También era un hábil carpintero y calígrafo, exhibiendo tales cualidades durante su actuación, y también recortaba dibujos de papel, sacaba fotos, se afeitaba o pintaba. Tripp posaba para los retratos fotográficos como el caballero elegante que era y, para obtener un pago extra, él mismo firmaba sus fotos a la salida del espectáculo.