jueves, 17 de diciembre de 2015

Una novia bereber






 Josep Tapiró

Novia bereber
(1883)

Acuarela y gouache sobre papel. 68,8 x 47,6 cm
Museu Nacional d'Art de Catalunya (MNAC) 
Barcelona 



Josep Tapiró i Baró (1836 - 1913) fue un pintor catalán que cultivó sobre todo cuadros de temática oriental. Se había formado en su ciudad natal, Reus, con Domènec Soberano. Más tarde siguió estudios en Barcelona, Madrid y Roma, donde conoció a su conciudadano Mariano Fortuny, cuya influencia fue decisiva. Tras su primera estancia en Tánger en 1871, comenzó a pintar escenas marroquíes. A partir de 1876 se instaló definitivamente en Tánger, encuadrándose definitivamente en el orientalismo. 

En el cuadro que aportamos hoy, se representa a una novia bereber (amazig), ricamente ataviada a la manera tradicional para la boda. Tapiró pinta con primor los detalles de su magnífica indumentaria,  llena de brocados y encajes recamados, así como sus abundantes alhajas. 

La  novia presenta los tatuajes geométricos amazig. Conocidos como El-Âyacha, ("el que hace vivir)su tradición deriva de la cultura animista preislámica y se siguen practicando a pesar de que el Corán prohibe expresamente las modificaciones corporales.  Sin embargo los tatuajes se siguen practicando entre los amazig, que los justifican diciendo que Fátima, la hija de Mahoma llevaba tatuado el mentón. La significación exacta puede variar en cada tribu. Entre los amazig, al ver los tatuajes que lleva una mujer se puede saber si es soltera o casada, a que tribu pertenece y otras informaciones complementarias. En general, se les concede un significado cabalístico y mágico, protectores e incluso preventivo de ciertas enfermedades. En los pigmentos de algunos de estos tatuajes se mezclan carbón, khol, diversas sustancias vegetales e incluso sangre de animales como gallos. 


Detalle del mentón de la novia del cuadro de Tapiró

Los tatuajes amazig son símbolos geométricos que se encuentran también en la cerámica, en los tapices y en los ropajes.

El tatuaje en aspa que presenta la novia bereber del cuadro en la zona interciliar es un símbolo muy frecuente, con una clara finalidad apotropaica y protectora. Simboliza los dos brazos y las dos piernas dell hombre. En general se le concede el poder de soportar mejor el dolor. El tatuaje del mentón suele practicarse muchas veces como un rito nupcial, como en el caso de la novia del cuadro, y muchas veces permite la identificación de las mujeres casadas. 

La novia bereber de Tapiró presenta también un pequeño nevus melanocítico a nivel del mentón, y un melasma incipiente alrededor de la boca, alteración que se observa con bastante frecuencia entre las mujeres norteafricanas. 



Les tatouages bereberes: 








Publicar un comentario