domingo, 13 de diciembre de 2015

¿De que color tenían la piel los antiguos egipcios? (I)






Najt y su mujer 
realizando una ofrenda


Pintura mural de la tumba de Najt
Valle de los Nobles. Necrópolis tebana. Egipto 




Cerca de la antigua ciudad egipcia de Tebas - hoy Luxor - en el Valle los Nobles, se encuentra la tumba de Najt, tal vez una de las más hermosas de la necrópolis tebana. Las tumbas del Valle de los Nobles son conocidas por representar escenas de la vida cotidiana, lo que nos proporciona mucha información de como era la vida en las riberas del Nilo en tiempo de los faraones.

Najt (Nakht en la grafía inglesa) era un oficial del Antiguo Egipto. Era "astrónomo de Amón", escriba, sacerdote, "jefe de los graneros" y "encargado de las viñas del rey" bajo el reinado de Tutmosis IV (de la dinastía XVIII, que reinó en el s. XIV a.C.). Su nombre significaba "El fuerte" o "El poderoso", y a juzgar por el impresionante acúmulo de cargos debía serlo de verdad. 

Su esposa, Tawi, era "cantora de Amón" y fue enterrada junto a él en la tumba TT52, una de las más bellamente decoradas de la necrópolis. 

La escena que comentamos representa a Najt y a Tawi en el momento de realizar una ofrenda a los dioses. Una ofrenda generosa con piernas de buey, una cabra, pan, cerveza, un pato, flores de loto... Najt lleva un collar y un faldellín de ritual de lino fino (casi transparente). Tawi, ataviada con un vestido de lino, collar y corona floral, sujeta con una mano un frasco de perfume (sin duda también para la ofrenda) y con la otra mano una anj, la cruz de la vida. Ambos llevan pelucas, como era habitual y en el caso de Najt, una corta barba. 



Pintura de la tumba de Najt representando un cazador. 



Pero lo que más sorprende de la escena es la divergencia de los colores de su piel. Mientras Najt presenta un color moreno, rojizo, la piel de su esposa aparece amarillenta. Y esta disyuntiva cromática se repite con frecuencia en la pintura egipcia: los hombres rojizos y las mujeres amarillas. 

Pero cómo debemos interpretar este aparente dimorfismo sexual? Era el reflejo de la realidad, o más bien se trataba de un  código simbólico? 



La diosa Isis (de color amarillo/femenino) recibe
una ofrenda del faraón (de color rojizo/masculino) 



Lo primero que hemos dedestacar es que el arte egipcio no es un arte realista. No le interesa, como será el caso, más adelante en el caso del arte en Grecia y Roma, la imitación de la naturaleza, sino transmitir una serie de ideas simbólicas, tal como hacían con su escritura. Los egipcios por ejemplo, no intentan en ningún momento dar la sensación de perspectiva, y raramente representan a los personajes de cara en las pinturas. Los personajes aparecen siempre de perfil, bidimensionales, con un pie avanzado pero siempre de lado y frecuentemente los pies son dos pies izquierdos, con el dedo gordo siempre ante el espectador. La pintura pues, no nos aporta ningún dato. En cambio, la escultura es siempre frontal. Las proporciones tampoco se ajustan a la realidad. Muchos relieves presentan un faraón gigantesco venciendo a sus enemigos, a escala mucho más reducida. El simbolismo es el que preside la representación artística, que además frecuentemente está revestida de una función religiosa o mágica. 



El enano Seneb y su familia (2500 a.C. circa) Museo Egipcio. El Cairo.
Obsérvese que la diferenciación de colores no afecta sólo a los adultos.
Los hijos (niño y niña) también presentan dimorfismo cromático. 


En segundo lugar desconocemos de que color de piel, de que fototipo  era la etnia del Antiguo Egipto. Sabemos que hoy en día presentan un fototipo IV o V, una piel bastante pigmentada, pero esto es debido a que en la actualidad los egipcios son étnicamente árabes que llegaron en el s. VII o VIII d.C. y sustituyeron casi completamente a la población precedente. Aunque se considera que lingüísticamente y en algunas costumbres los cristianos coptos serían los herederos de los egipcios faraónicos (Champollion se apoyó en algunos vocablos y fonemas coptos para descifrar la piedra de Rosetta), hoy también son étnicamente árabes y no presentan diferencias de coloración cutánea con el resto de sus conciudadanos.  No tenemos pues datos claros que nos permitan saber de que color tenían la piel o los ojos los antiguos pobladores del país. Y tampoco la observación de la población actual constituye un dato de suficiente fiabilidad. 


Tumba de Najt: 






Publicar un comentario