martes, 3 de noviembre de 2015

Una Virgen con bocio







Andrea Mantegna


Virgen con el Niño dormido

(1465-1470)

Temple sobre lienzo 34 x 43 cm
Gemäldegalerie, Berlín. 



Andrea Mantegna (1431-1506) fue un importante pintor renacentista del Quattrocento. Trabajó la pintura de frescos, entre las que cabe citar las de la cámara de los esposos del palacio de los Gonzaga. También realizó importantes retablos como el Tránsito de la Virgen (Museo del Prado). Otras obras relevantes son San Sebastián (Kunsthistorische Museum) y la serie de Los triunfos de César. Su obra Cristo muerto, en la que recurre a un arriesgado escorzo, supuso una importante innovación en la pintura del momento. 

Entre las diversas Madonnas pintadas por Mantegna (1431-1506) nos ha llamado la atención ésta que se conserva en la Gemäldegalerie de Berlín. La escena que aparece es la habitual en cuadros de este tipo, representándose en un primer plano la Virgen con su hijo en brazos. Aparentemente, la única peculiaridad de la obra es que Jesús está dormido. Sin embargo, no es el niño lo que ha suscitado nuestro interés, sino una peculiaridad de su madre. 


Si nos fijamos en el cuello de María, observaremos que está claramente engrosado. Y no de forma homogénea, sino que presenta un bulto redondeado en el centro del cuello. La aparición de un bulto así en el cuello suele delatar la existencia de un bocio, nombre con el que se conoce popularmente a la hipertrofia de la glándula tiroides

El bocio simple es común en zonas carentes o deficitarias de yodo. La falta de yodo dificulta la producción de hormonas tiroideas y la glándula aumenta en un intento de compensación. Puede ser que la modelo de Mantegna tuviera bocio, o que esta enfermedad fuera frecuente en Mantua en aquellos años, ya queen el cuadro esta patología está representada con bastante claridad.

El bocio también puede asociarse a diversos transtornos cutáneos, especialmente al mixedema, enfermedad producida por infiltración de sustancias mucoides en la piel.



Mantegna: 











Publicar un comentario