dimecres, 11 d’octubre de 2017

La urgente necesidad de nuevos antibióticos







 Damien Hirst

Pills

Pintura Acrílica





Damien Hirst es un artista contemporáneo que suele realizar también instalaciones bastante controvertidas. Muy interesado en el tema de la muerte, es el autor de pinturas y montajes a base de cápsulas de medicamento. 

Estas obras nos van a dar pie hoy a uno de los grandes problemas actuales: las cada vez más frecuentes bacterias multirresistentes a todos los antibióticos y la urgente necesidad de encontrar nuevas moléculas de antibióticos.


Damien Hirst
Según los últimos comunicados de la OMS, las múltiples resistencias a los antimicrobianos está produciendo una situación de alarma sanitaria y pone en serio peligro los progresos de la medicina moderna. Es urgente invertir en investigación y desarrollo para desarrollar nuevas moléculas de antibióticos que consigan frenar a las bacterias multirresistentes, como por ejemplo la que causa la tuberculosis. La agencia de salud de las Naciones Unidas tiene conocimiento de 51 nuevos productos antibacterianos en fase de desarrollo clínico para tratar a los agentes patógenos que han demostrado más capacidad de crear resistencias. Entre ellos Mycobacterium tuberculosis y Clostridium difficile, que causa gravísimas diarreas con una gran mortalidad. O Neisseria gonorrheae, el agente causal de la gonorrea, cada vez más resistente a cualquier tratamiento a la que ya le dedicamos otra entrada en este blog. Sin embargo de este grupo de 51 medicamentos, solamente 8 son realmente tratamientos innovadores capaces de reabastecer el actual arsenal de antibióticos. Por otra parte la industria farmacéutica no está muy interesada en encontrar nuevos antibióticos. La inversión es demasiado grande para investigar y fabricar unos medicamentos que como máximo se consumirán durante 5-10 días, con lo que no le encuentran una rentabilidad suficiente. 
La OMS, que con frecuencia ha alertado sobre el incremento cada vez mayor de resistencias bacterianas,  publicó en febrero de 2017 la lista de doce familias de "superbacterias" contra las que hay que desarrollar urgentemente nuevos tratamientos. La estimación es que haría falta invertir 800 millones de dólares por año en investigación de nuevos antibióticos.  
La tuberculosis resistente por ejemplo, causa cada año 250.000 muertes, por lo que la grave falta de opciones de tratamiento para hacerle frente plantea tal vez la necesidad más acuciante. 
También constituyen una grave amenaza otras bacterias multirresistentes como Acinetobacter y también ciertas enterobacterias (como Klebsiella y E. coli), que pueden causar infecciones graves y frecuentemente mortales en los hospitales. 
Damien Hirst
Además entre los nuevos antibióticos en fase de investigación hay una grave carencia de formas orales, que son las más necesarias para tratar las infecciones fuera de los hospitales o en contextos con recursos limitados. 
Tan importante como la investigación de nuevas moléculas es realizar una correcta prevención de las nuevas resistencias bacterianas. Es importante un uso responsable y adecuado de los antibióticos tanto en medicina humana como en veterinaria. Según un grupo de expertos internacionales, las bacterias resistentes a los antibióticos podrían llegar a matar a 10 millones de personas entre 2017 y 2050, es decir, tanto como la mortalidad por cáncer. En la actualidad ya causan 700.000 muertes por año en todo el mundo (50.000 en Europa y Estados Unidos). 




Publica un comentari a l'entrada