viernes, 20 de noviembre de 2015

Balduino IV el leproso, rey de Jerusalén











Guillaume de Tyr

Muerte de Amalarico I y 
coronación de Balduino IV
(S. XIII)

Miniatura del códice Historia et co. Acre.
Bibliothèque Nationale de France. 




En esta miniatura de un códice del s. XIII se representa la muerte del rey Amalarico I y la coronación posterior de su hijo Balduino IV que reinó en Jerusalén de 1174 a 1185. 

El Reino Latino de Jerusalén era un reino cristiano que había sido instaurado por los cruzados de Godofredo de Bouillon, tras la Primera Cruzada (1099) y duró hasta la conquista de Acre por los musulmanes en 1291. Godofredo rehusó ser nombrado rey, ya que no le parecía bien "llevar la corona real donde Jesús había llevado la corona de espinas". En su lugar tomó el título de Defensor de los Santos Lugares.  A su muerte, su hermano Balduino I fue aclamado como el primer rey. 

Cuando Balduino IV (1161-1185) subió al trono en 1174, contaba solamente 13 años de edad. Tras la difícil situación de reinar en unas circunstancias política y militarmente muy inestables, al cabo de poco tiempo de su reinado descubrió que estaba afecto de lepra. 


Miniatura medieval (Letra M inicial) .
A la izquierda, Balduino juega con 
otros 
muchachos, que luchan arañándose los brazos.
A la derecha, Guillermo de Tiro examina a 

Balduino, y advierte que está afecto de lepra. 
Su preceptor, Guillermo de Tiro, arzobispo de Tiro y canciller del reino, fue el primero en darse cuenta de la enfermedad que lo aquejaba, mientras lo observaba jugar con un grupo de muchachos. En el juego, los chicos imitaban las batallas de los cruzados y se arañaban unos a otros las zonas descubiertas, como brazos y manos. Mientras los otros gritaban y daban muestras de dolor ante las erosiones, Balduino parecía insensible al dolor, soportándolas estoicamente. El maestro sospechó entonces de la extraña resistencia al dolor del joven y tras examinarlo atentamente pudo confirmar que efectivamente presentaba zonas totalmente  anestésicas, una de las características más destacadas de la lepra incipiente. En un manuscrito medieval podemos observar una miniatura que representa el momento en el que Guillermo de Tiro examina a Balduino, diagnosticando los síntomas típicos de la lepra



Letra capital E miniada.
En la parte superior, muerte de Balduino IV.
En la parte inferior, coronación de Balduino V. 
La ciencia de la época no disponía de terapéutica eficaz para los casos de lepra, y los intentos de los médicos para restablecer al joven monarca fueron absolutamente infructuosos. 

La enfermedad siguió su curso y llegó a los estadios más destructivos. Las áreas más afectadas fueron las extremidades (garra cubital) y la cara (facies leonina). Según la leyenda, Balduino cubría su cara con una máscara para ocultar los estragos de la lepra.  A pesar de su afección, Balduino - que ya era conocido como "el rey leproso" - continuó reinando y con ayuda de los Caballeros del Temple obtuvo importantes victorias bélicas frente a las tropas de Saladino. Ciego y tullido, murió en marzo de 1185, siendo sustituído en el trono de Jerusalén por su sobrino Balduino V, hijo de su hermana Sibila, con quien ya había compartido la corona en los últimos tiempos de su vida. 

En la película El reino de los cielos (Ridley Scott, 2005) Edward Norton representa el papel de Balduino. Aunque es una película con numerosos elementos ficticios, la figura del rey es bastante verosímil. 




Miniatura francesa del s. XV . Balduino IV es ungido rey.






























Balduino IV, el rey leproso de Jerusalén: 



Publicar un comentario