dilluns, 30 d’abril de 2018

Mª Cristina, el trancazo y otros neologismos






Vicente López-Portaña

Retrato de Mª Cristina de Borbón-Dos Sicilias 

Oleo sobre lienzo 

Museo del Prado. Madrid





Popularmente, cuando uno sufre un importante síndrome gripal, se comenta que tiene un "trancazo". Es un sinónimo común y muy popular, que se usa con frecuencia. Sin embargo, pocos conocen el origen de esta denominación, que tiene un curioso origen, ligado a María Cristina, la última esposa del rey Fernando VII de España. 

María Cristina de Borbón-Dos Sicilias se casó con Fernando VII -que era su tío carnal- en diciembre de 1829. Se llevaban bastantes años: ella contaba con 23 años y el monarca 45. Fernando tenía fama de ser muy activo sexualmente y tenía una malformación genital, una macrosomía del pene: su miembro viril era deforme en la forma y tenía un anormal y enorme tamaño. Pero la notable diferencia de edad hacía que el soberano saliera frecuentemente fatigado y resoplando de los apartamentos de la reina. 

Agustín Fernando Muñoz y Sánchez 
La joven reina, que veía así insatisfecha su demanda conyugal, se empezó a buscar una compañía complementaria. Y pronto la halló en un sargento de la Guardia de Corps, Agustín Fernando Muñoz y Sánchez al que conoció una noche en la que Mª Cristina salió a dar un paseo por el jardín de Palacio y el oficial estaba de guardia.  La reina le preguntó si estaba cansado y el sargento Muñoz tuvo una galante y fiel respuesta: 
"En el servicio de su Majestad no puedo cansarme nunca, señora". 
Tras esta romántica respuesta, iniciaron una relación amorosa que se prolongó mucho tiempo.

Una noche, la reina regresaba a la alcoba del rey, que se encontraba enfermo con gripe, tras uno de los encuentros con su amante. Antes de entrar, una de sus damas de confianza, conocedora de sus infidelidades, le preguntó si no había perdido en el cambio, ya que todo el mundo conocía el extraordinario tamaño de la verga real, a lo que la reina le contestó: 
- "No creas, el sargento Muñoz también tiene un buen trancazo" (refiriéndose a los genitales de su amante). 

Pero imprudentemente había contestado mientras estaba abriendo la puerta del aposento real, por lo que el rey lo oyó y le pidió explicaciones. Mª Cristina, muy ágil, para disimular su procaz comentario, le respondió diciendo que en Tarancón, ciudad natal del sargento, se solía dar este nombre a la gripe. Por eso desde entonces se usa esta voz como sinónimo de la enfermedad. 

Fernando VII murió en 1833. Pocos años antes de su fallecimiento había nacido Isabel, la hija de su matrimonio con Mª Cristina (1830). El rey, que no tenía más descendencia, promulgó la Pragmática Sanción por la que se abolía la Ley Sálica, que impedía a las mujeres reinar. Atendiendo a esta disposición se declaraba heredera a su  hija, la futura Isabel II, y durante su minoría de edad la Regencia quedaba encomendada a su madre, Mª Cristina.  Aunque no todos lo aceptaron. Un gran sector de la población, los carlistas, contrarios a esta acomodaticia ley, defendían que la corona debía pasar a Don Carlos María Isidro, hermano de Fernando VII, al que proclamaron rey con el nombre de Carlos V, levantándose en armas en lo que fue la Primera Guerra Carlista (1833-1840). 


Carlos María Isidro de Borbón
En este contexto, al enviudar, la ya Regente Mª Cristina, que era muy católica, quiso casarse con el sargento Muñoz. Sin embargo esto hubiera sido un matrimonio morganático, es decir un matrimonio desigual entre realeza y plebeyos. Los matrimonios morganáticos implicaban que la parte noble tenía que renunciar a todos los derechos y privilegios. En el caso de Mª Cristina tenía que renunciar también a la Regencia, ya puesta en entredicho por los carlistas y también a la sucesión de la pequeña princesa Isabel, su hija. Por eso optó por celebrar un matrimonio secreto con Muñoz, en el Palacio Real. 

Por cierto que el matrimonio con el sargento Muñoz fue extraordinariamente fértil, y de esta unión nacieron ni más ni menos que 8 hijos. Aunque Mª Cristina intentaba disimular sus continuos embarazos vistiendo amplios ropajes, el pueblo, que ya llamaba a Muñoz "Fernando VIII" lo comentaba con socarronería: 
"La reina, casada en secreto 
y embarazada en público"
Y también: 
"Clamaban los liberales que la reina no paría
y ha parido más muñecos que liberales había"  
Aunque la más conocida y que ha persistido en la memoria popular es: 
"María Cristina me quiere gobernar
y yo le sigo, le sigo la corriente
porque no quiero que diga la gente
que María Cristina me quiere gobernar"

La Primera Guerra Carlista fue una guerra devastadora. Por cierto que en esta contienda aparecieron otros neologismos como es el caso de "guiris" y "carcas".

La palabra "guiris" como sinónimo de extranjeros fue usado por primera vez por los carlistas, que se referían a sus enemigos como "cristinos" (partidarios de Mª Cristina). La mayoría de los carlistas eran vascos y consideraban que los contrarios -que no lo eran- eran extranjeros. La lengua euskera rechaza las consonantes sordas al inicio de palabra, por lo que los vascos tenían dificultad para pronunciar la palabra "cristinos" y decían "guiristinos" que terminó en apocoparse como "guiris" y convirtiéndose en un sinónimo de forastero. 

Otra palabra fue la de "carca", que originariamente tenía un origen portugués. Los soldados liberales portugueses llamaban "carcundas" (que significaba "jorobados") a las tropas absolutistas de Don Miguel. Al parecer, los liberales españoles adoptaron esta denominación y la aplicaron a los carlistas. Con el tiempo, se fue abreviando, quedando en "carca" para referirse a los partidarios del tradicionalismo carlista.  


Bibliografía


Janer A. Cristians, "guiris", cretins. Batecs clàssics (blog) http://www.antonijaner.com/religio/item/641-cristians-guiris-cretins

Fayanás E. El lado oscuro de la reina Mª Cristina de Borbón-Dos Sicilias. https://www.nuevatribuna.es/articulo/cultura---ocio/lado-oscuro-reina-maria-cristina-borbon-sicilias/20141103110417108836.html


El Historicón (blog) María Cristina me quiere gobernar. http://elhistoricon.blogspot.com.es/2018/04/maria-cristina-me-quiere-gobernar.html
Publica un comentari a l'entrada