dimecres, 29 de novembre de 2017

Las cabinas de bronceado no siempre cumplen las normas!







Pablo Picasso 

Desnudo azul
(1902)

Óleo sobre lienzo





Más de un 60% de las cabinas de bronceado UVA no cumplen la normativa en vigor en Francia, según un estudio publicado el 6 de noviembre de 2017 por la Dirección General de Represión de los Fraudes en el país galo. 
El estudio señala que muchos de estos establecimientos ignoran sistemáticamente la normativa establecida, tanto en lo que se refiere a normas de reciente introducción como de disposiciones mucho más antiguas. Sobre 982 establecimientos inspeccionados en 2016 (esencialmente institutos de belleza y centros de bronceado), se encontró que el 63% infringían la ley. Algunas de estas disposiciones databan del año 2013, es decir, llevaban en vigor más de 3 años. Como consecuencia de esta situación se produjeron 358 amonestaciones, se incoaron 242 expedientes, 31 procesos administrativos y 25 procesos penales.  


En general, las infracciones eran referentes a las condiciones de seguridad de los aparatos y de sus condiciones de uso. Muchos aparatos en funcionamiento no habían efectuado ningún control técnico desde hacía más de 7 años, mientras que la normativa dispone que debe efectuarse un control periódico cada 2 años. 

En cuanto se refiere a las personas empleadas para hacer funcionar estos aparatos de ultravioletas (UV) muchas de ellas no tenían ningún tipo de formación ni diploma de esteticista. Tampoco se daba una información de posibles efectos secundarios al consumidor lo suficientemente clara (entre un 30 y un 80% según las regiones).  

En muchos establecimientos se realizaban campañas promocionales ofreciendo precios muy bajos para estimular la demanda, lo que está expresamente prohibido. Algunos establecimientos llegaban a proponer sesiones a 1€  ! 

En cambio, en general se respetaba la prohibición de realizar sesiones de bronceado UVA a los menores de edad, y el uso de gafas protectoras con control CE. A la vista de los resultados, los controles van a ser mucho más estrictos a partir de ahora. 


Hay que recordar que las cabinas UVA están totalmente prohibidas en ciertos países como Australia o Brasil y que en Francia hay un proyecto de ley para prohibirlas. El uso de UV está directamente relacionado con la incidencia de melanomas y otros cánceres cutáneos y tiene efectos nocivos sobre la piel, como aparición de manchas y envejecimiento precoz. 




   
  Según la normativa para el sol de la Unión Europea, las cabinas de rayos UV en ciertas condiciones no se deben utilizar:

  • Si se tiene un tipo de piel 1 o 2 (piel muy clara y sin pigmento, rubios y pelirrojos)


  • Si se es menor de 18 años


  • Si se tienen muchas pecas o lunares


  • Si se tiene tendencia a tener manchas en la piel


  • Si se ha sufrido episodios de quemaduras solares o si cuando era pequeño se quemaba con facilidad


  • Si se ha tenido cáncer de piel


  • En embarazadas


  • Si se lleva maquillaje, puesto que muchos cosméticos acentúan la sensibilidad a los rayos UV


  • Si toma medicamentos, en cuyo caso debe consultar al farmacéutico.



            



Publica un comentari a l'entrada