dijous, 21 de setembre de 2017

Pioneros de la Dermatología en Catalunya (I): Pau Umbert Corderas




Retrato de Pau Umbert Corderas

Fotografía a la albúmina
Instituto Umbert. Barcelona  


Pau Umbert Corderas (1879-1922) fue uno de los primeros dermatólogos que ejercieron la especialidad como tal en Catalunya. Fue además el iniciador de una conocida familia de dermatólogos que han ejercido y ejercen la especialidad en Barcelona hasta la actualidad.


Pau Umbert Corderas, en su época de estudiante
Aunque Pau era natural del pueblo de Sant Feliu de Codinas, quedó huérfano de niño, cuando solamente contaba con 8 años. Quedó entonces bajo la tutoría de su tío, propietario de un negocio textil en Barcelona, por lo que se trasladó a esta ciudad. A pesar de que su tío no daba mucha importancia a los estudios, Pau terminó el bachillerato y cursó estudios de Medicina en la Universidad de Barcelona. Durante su época de estudiante destaca por su militancia política en la Unió Catalanista y por ser delegado de curso durante varios años.

En 1901 decide dedicarse a la Dermatología y Sifiliografía, una especialidad que en aquel momento apenas comenzaba a apuntar. En 1880 Giné y Partagás había publicado un libro sobre Dermatología Quirúrgica en Barcelona, y existía el antecedente, todavía más antiguo, del Atlas de J.E. de Olavide en Madrid. Pero todavía no había ningún médico en Barcelona que cultivase la especialidad en exclusiva, sino que solía considerarse como una parte de la Patología Externa o Cirugía.


Fotografía de Pau Umbert en la orla de licenciatura
(1911)
Por este motivo, Pau decide perfeccionar sus estudios en París, ciudad en la que se ha creado una brillante escuela de la especialidad. Durante dos años, Pau Umbert se forma en clínica al lado de Jean Darier en el Hôpital de la Pitié. Al mismo tiempo, asiste en el Hôpital Saint-Louis donde aprende histopatología con Gastou y Thibierge. También aprovecha para mantener contactos con destacadas figuras como Louis Brocq y Alfred Fournier. Miembro correspondiente de la Societé Française de Dermatologie et Syphiliografie, Pau Umbert Corderas conserva el vínculo con la Escuela Francesa de Dermatología toda su vida complementándola con la influencia de los trabajos de Unna y de la Escuela de Breslau que hacen que se de cuenta de la importancia de la histopatología en la clínica dermatológica.

Pau Umbert Corderas, en París con el equipo del Prof. Gastou
(en la fila de atrás, el segundo comenzando por la izquierda)

En 1903, dos años después de su estancia en Francia, Pau Umbert regresa a Barcelona y alterna la práctica médica privada con la asistencia hospitalaria: primero, asiste al Hospital de Niños Pobres de Barcelona durante dos años y, de forma más intermitente, al Hospital de Santa Creu. Además de esta actividad asistencial, participa en numerosas reuniones científicas.
Su obra escrita es muy amplia. Publicó numerosos artículos médicos, muchos de ellos en francés. Introdujo también nuevos métodos y teorías que, inspirados en la visión dermatológica de la Escuela Francesa, dieron un impulso de modernidad en un momento en el que la Dermatología catalana iniciaba su andadura como especialidad. Umbert insistió, especialmente, en la histopatología que había aprendido en París y de la que fue siempre un firme partidario. Umbert hizo destacadas aportaciones propias tanto en el campo de la Dermatología como en el de la Sifilografía. Cabe destacar sus estudios sobre la micosis fungoide, que identificó ya como un proceso linfomatoide de tipo sistémico, un concepto muy importante que está en la base de los estudios bioquímicos, ultraestructurales e inmunológicos posteriores y, también, para la comprensión de las proliferaciones extramedulares del sistema linfoide. Son, igualmente, destacados sus artículos sobre liquen plano y leucoplasia.
En el campo de sus estudios sobre sífilis, revisó los estigmas sifilíticos, las lesiones que causan y su diagnóstico diferencial, de gran riqueza en aquella época preantibiótica. Destacó especialmente la clínica de la sífilis tardía, que aparecía en edades avanzadas. Revisó, también, el concepto y manifestaciones de la llamada parasífilis. En definitiva, podemos afirmar que Pau Umbert Corderas consolidó las bases científicas de la que, en las primeras décadas del s. XX, era la Dermatología cotidiana. 
En el año 1922, Pau Umbert Corderas estaba preparando las oposiciones para ocupar la cátedra de Dermatología y Sifilografía de la Facultad de Medicina de Madrid, vacante por la defunción de Juan de Azúa. La muerte, sin embargo le sorprendió también en plena actividad profesional. Murió en Barcelona a los 42 años de edad.
Publica un comentari a l'entrada