martes, 11 de julio de 2017

El aristócrata que tomaba el sol
























































John Singer Sargent

Arthur George Maule Ramsay, 
Lord Dalhousie
(1900)


 Óleo sobre lienzo 101.6 x 152.4  cm

Colección privada 




John Singer Sargent (1856-1925) fue un artista estadounidense, muy conocido por sus retratos de personajes de la alta sociedad de su tiempo. Su producción pictórica fue extremadamente prolífica (900 óleos y más de 2000 acuarelas).

Sargent fue un expatriado norteamericano que se formó como pintor en París donde entró en contacto con los impresionistas, sobre todo con Manet y posteriormente se instaló en Londres (1884), donde gozó de gran fama como retratista de la aristocracia y de la alta burguesía, a pesar de que algunas de sus obras motivaron polémicas e incluso algún escándalo. 

Durante el s. XIX el retrato era el género preferido para decorar las casas de los aristócratas, que demostraban así la nobleza de sus antecesores. La burguesía copió pronto esta costumbre, intentando asimilarse lo más posible a los aristócratas. El retrato era así un objeto de prestigio social, especialmente si lo realizaba un pintor de fama. El artista debía pintar las facciones y el parecido psicológico así como reflejar el ambiente y las ropas propias de la posición del retratado. Sargent sabía realizar este objetivo a la perfección en sus obras, y por eso era un pintor muy cotizado. 

El retrato que comentamos hoy es el de Arthur George Maule Ramsay, conocido también como Lord Dalhousie. Sargent lo representa en una composición de tres cuartos. El joven aristócrata, aparece muy apuesto aparece elegantemente vestido con un traje blanco, de corte informal en el que destaca una llamativa corbata roja. Su brazo izquierdo reposa sobre una barandilla, mientras apoya el derecho en la cadera. Su actitud displicente pone de manifiesto la despreocupación propia de su elevada situación social. 

El traje blanco, propio de climas calurosos, nos hace pensar que el noble estaba realizando una estancia en algún lugar cálido, probablemente en el Mediterráneo. En el s. XIX los aristócratas ingleses veraneaban en Niza, en la Côte d'Azur francesa, donde la principal avenida de la ciudad (Promenade des Anglais) guarda este recuerdo. 

La cara de Lord Dalhousie presenta un intenso eritema, sin duda producido por una imprudente exposición solar. La parte superior de la frente, en cambio, se mantiene blanca, por la protección del sombrero. En definitiva es un evidente testimonio de un eritema solar, probablemente fortuito, ya que en aquel tiempo no estaba bien visto broncearse.  






Publicar un comentario