jueves, 5 de enero de 2017

Las Tres Gracias de Rubens (y IV): Cáncer de mama







Peter Paul Rubens

Las tres gracias (detalle)
(1630-1635) 

Óleo sobre tabla de madera de roble. 220,5 x 180 cm
Museo del Prado. Madrid.   




En anteriores entradas nos hemos referido a la obra maestra de Rubens "Las Tres Gracias", sin duda una de las más célebres de todo el arte occidental. Hoy nos vamos a fijar en un detalle de este cuadro: una alteración patológica presente en la mama de una de las tres mujeres representadas y que fue sido motivo de un detallado estudio publicado hace ya algunos años en la revista Medicina Cínica por parte de J.J. Grau, M. Prats y M. Díaz-Padrón

En la figura de la derecha, la mama izquierda de la modelo tiene pintada una tumoración el pecho izquierdo de la modelo tiene pintada una tumoración en el cuadrante superior izquierdo que llega hasta el hueco axilar izquierdo. Unos pliegues en la axila podrían corresponder ya a una afectación de los ganglios linfáticos regionales. Además el pezón está retraído hacia la axila homolateral y el volumen general del seno parece menor que la del otro lado. La tumoración entre la mama y la axila izquierda es exofítica, irregular y muestra una tonalidad rojiza, eritematosa, que puede indicar una cierta inflamación. Este aspecto es compatible con la presencia de un cáncer de mama localmente avanzado, que según opinan los oncólogos J.J. Grau y M. Prats podría corresponder a un estadio T4b o IIIb, en la clasificación actual, y suponiendo que no existieran metástasis a distancia (ya que nada hace suponer que las hubiera). 

El diagnóstico visual no deja lugar a dudas. Este aspecto es característico del cáncer de mama, y afecta el cuadrante superior externo de la mama, que es la localización más frecuente de estos tumores. Todo hace pensar pues que Rubens, pintor muy realista, se limitó a pintar con exactitud lo que estaba viendo, y que nos ha dejado una imagen casi fotográfica.

Es de destacar además que esta parte del cuadro se conservaba en perfecto estado y que no ha sufrido ningún cambio en las posteriores restauraciones de la tabla. 

El cáncer de mama es muy frecuente en Holanda, país con una alimentación tradicional rica en grasas. Suele afectar más a mujeres obesas con gran superficie corporal, que coincide con las modelos de Rubens. 




Pero, ¿quién era esta modelo? En otras obras de Rubens encontramos otras lesiones que podrían corresponder a cáncer de mama incipiente, siempre en la mama izquierda y siempre en el cuadrante superior externo ("Orfeo y Eurídice" y "Diana y sus ninfas perseguidas por sátiros"). Por lo tanto no es descabellada la hipótesis propuesta por Grau y cols. de que el cáncer de mama tal vez pudiera corresponder a la misma modelo en las tres obras. Pensar en una coincidencia de patología en tres mujeres diferentes sería muy poco probable. Pueden objetarse las diferencia de fecha en las que Rubens pintó estos tres cuadros, que supondría una evolución lenta del tumor, aunque a esto puede aducirse que algunos de estos tumores presentan una evolución relativamente lenta, que a veces puede ser de más de 10 años.

Retrato de Suzanne Fourment
National Gallery. Londres. 
Retrato de una dama (Suzanne Fourment)
Musée du Louvre. París. 

















Rubens pintó diversos retratos de Suzanne Fourment, la hermana de Helène, su segunda mujer, que también le sirvió en muchas ocasiones de modelo. Su fisonomía coincide bastante con la de la diosa afecta por la tumoración mamaria. Y también coinciden sus pendientes, que el pintor dejó plasmados en diversas obras con gran detalle. Esto hace suponer que tal vez fuera su cuñada Suzanne la modelo que padecía un cáncer de mama. 



Bibliografía

Grau JJ, Prats M, Díaz-Padrón M. Cáncer de mama en los cuadros de Rubens y Rembrandt. Med Clin 2001;116:380-4. 

Publicar un comentario