martes, 12 de julio de 2016

La historia de Nastagio degli Onesti (III)

   

        



Sandro Botticelli

  La historia de 
Nastagio degli Onesti (III) 
  (1483)  

Temple sobre tabla. 84 x 142 cm. 
  Museo del Prado. Madrid.  

   


La tabla del tercer episodio de Nastagio degli Onesti se conserva, como las dos anteriores (12), en el Museo del Prado(por donación de Francesc Cambó). Sus medidas son ligeramente superiores a las de las dos primeras. 

 Nastagio ha comprendido que la fantasmagórica aparición del bosque es el castigo infernal de una mujer ingrata y de su pretendiente suicida, y la enseñanza moral que de ello se desprende. Así que decide organizar un banquete en este lugar con la intención de que su amada y su familia presencien el terrible espectáculo y que esto influya en ella modificando su desdeñosa actitud y así aprovechar la circunstancia para pedir la mano de la doncella. 

En el cuadro se representa el banquete que Nastagio ha organizado en el claro del bosque y al que ha invitado a la dama de sus sueños y a sus amigos y familiares. A la hora acostumbrada aparece la fantasmal persecución. Nuevamente vemos a la mujer desnuda que huye y profiere grandes alaridos mientras es acosada despiadadamente por los perros. El jinete no se hace esperar y la persigue a caballo, hostigándola, hasta cometer nuevamente su crimen y la cruenta extracción del corazón de la víctima ante los atónitos ojos de los convidados, que apenas dan crédito a lo que están viendo. Nastagio, situado ligeramente a la izquierda, va explicando el significado de la escena que están viendo los aterrorizados comensales. En el lateral derecho se ve al propio Nastagio hablando después con la anciana criada de su amada, que le comunica que su señora ha cambiado su actitud y que se muestra más receptiva y dispuesta a acceder a los deseos de Nastagio. La estrategia del joven ha surtido efecto y consigue así casarse con la doncella de su elección. 



Detalle de la tabla, con la doncella atacada por los perros ante los invitados al banquete. 
 A la izquierda, Nastagio explica el significado de la terrible aparición.


En el cuadro se pueden ver los escudos heráldicos de los Bini y de los Pucci, los familiares de ambos novios. También, en el centro, Botticelli representa el escudo de los Médicis (probablemente las tablas fueron encargadas por Lorenzo de Médicis "el Magnífico" para regalarlas a la pareja Bini-Pucci con motivo de sus esponsales). 

Los detalles de las mesas y los objetos están representados con todo detalle. La mujer desnuda está pintada con una altísima calidad artística y muchos críticos creen que fue pintada personalmente por Botticelli. Lo mismo puede decirse de la novia vestida de blanco y de los rasgos fisiognómicos de algunos invitados, que probablemente son retratos de personajes reales.



Marina Núñez comenta la historia de 
Nastagio degli Onesti de Botticelli: 





Publicar un comentario