domingo, 17 de enero de 2016

¿Tenía una úlcera de estómago Ötzi, el hombre del glaciar?





Ötzi, el hombre de Smilaun 

Reconstrucción hipotética 

Südtiroler Archäeologiemuseum, Bolzano 1





De Ötzi, el hombre congelado hallado en 1991 en el glaciar de Smilaun, conocemos cada vez más detalles: hemos descifrado su ADN; sabemos que tal vez sufrió una enfermedad de Lyme; los alimentos que había ingerido antes de morir; cuáles fueron las circunstancias de su muerte; los tatuajes que llevaba en la piel... Sabemos también que estaba predispuesto a sufrir enfermedades cardíacas, que presentaba una artritis y problemas dentarios. 

Ahora, según revela la revista Science, se ha encontrado en su estómago una bacteria, Helicobacter pylori, que se asocia frecuentemente con úlceras gástricas y duodenales, y según algunos puede agravar o desencadenar transtornos cutáneos como la rosácea. 

La bacteria Helicobacter se encuentra en la mucosa gástrica, aunque en el caso de Ötzi, estas estructuras no se han conservado bien. Por eso se ha recurrido a un nuevo método de análisis, extrayendo la totalidad del ADN del contenido gástrico. A continuación se ha procedido a separar las secuencias de ADN y han acabado por reconstruir el genoma de un Helycobacter pylori de hace 53.000 años. Los investigadores han descubierto también las proteínas marcadoras  que se encuentran en los pacientes infectados actualmente por la bacteria, lo que demuestra que el sistema inmunitario de Ötzi respondió a la infección. 

Alrededor de un 10% de las personas infectadas por Helicobacter sufren manifestaciones clínicas como gastritis o úlceras gastroduodenales. 

7b71534487-0F4D-4B72-A9F8-8B3892352D6D7dPicture
Ötzi, tal como fue hallado en 1991 en el glaciar de Smilaun
Sin embargo, el diagnóstico de certeza de esas  patologías debe establecerse tras el examen de la mucosa por endoscopia y biopsia,  no se puede asegurar con seguridad que el hombre de los hielos tuviese problemas de estómago. Si no se puede obtener una muestra de tejido no se puede asegurar que el hombre de los hielos tuviese problemas gástricos. 

Tras haber reconstituído el genoma de la bacteria, un grupo de genetistas ha estudiado con mayor detalle su posible origen. Esperaban encontrar en Ötzi una cepa similar a la que puede encontrarse en los europeos actuales. Pero en cambio, descubrieron que era una cepa que se observa en la actualidad principalmente en Asia Central y Meridional. Una cepa especialmente virulenta, que colonizó el estómago de este hombre de la Edad del Cobre. 

La hipótesis más aceptada es que en un principio habrían existido dos cepas de Helicobacter: una africana y una asiática,  que se habrían recombinado para formar la versión moderna europea. Probablemente, la recombinación deestos dos tipos de bacterias habría tenido lugar después de la era de Ötzi, lo que podría aportar datos preciosos para comprender la historia de las migraciones en Europa, un tema mucho más complejo que lo que hasta ahora se creía. 


Bibliografía: 

  1. Frank Maixner, Ben Krause-Kyora, Dmitrij Turaev, Alexander Herbig, Michael R. Hoopmann, Janice L. Hallows, Ulrike Kusebauch, Eduard Egarter Vigl, Peter Malfertheiner, Francis Megraud, Niall O’Sullivan, Giovanna Cipollini, Valentina Coia, Marco Samadelli, Lars Engstrand, Bodo Linz, Robert L. Moritz, Rudolf Grimm, Johannes Krause, Almut Nebel, Yoshan Moodley, Thomas Rattei, and Albert Zink. The 5300-year-old Helicobacter pylori genome of the IcemanScience, 2016; 351 (6269): 162-165 DOI: 10.1126/science.aad2545
Publicar un comentario