lunes, 4 de enero de 2016

San Miguel cura la lepra









San Miguel cura a unos enfermos
(s. XIV)

Fresco 
Monasterio de Lesnovo. Macedonia. 




El monasterio de Lesnovo está situado en el nordeste de Macedonia. Es un antiguo monasterio que fue erigido en 1341 y dedicado al arcángel Miguel, tan venerado en los países ortodoxos y donde tiene fama de santo sanador. 

En Frigia, uno de los lugares en los que más tradición tiene el culto a San Miguel, hay una fuente medicinal que la tradición quiere que apareciera por obra del propio arcángel. Los enfermos acuden allí a sumergirse en sus aguas con la esperanza de curar sus afecciones. 

En el monasterio de Lesnovo se conservan algunos frescos pintados a mediados del s. XIV. En uno de ellos aparecen siete hombres con la piel cubierta de manchas rojizas, sumergidos en un estanque y recubiertos por una especie de burbuja de aislamiento. A su lado aparece el arcángel Miguel, en una columna de fuego, tendiendo la mano a los enfermos. A la derecha, hay una escena de banquete, que tal vez represente a los hombres ya sanos celebrando su curación.



Monasterio de Lesnovo










Es difícil saber a que enfermedad se refiere el fresco, ya que las lesiones representadas obedecen a un código simbólico, no real. La piel llena de manchas suele ser un mero indicativo de "hombre enfermo". Este recurso estilístico se usa sobre todo para simbolizar la lepra, enfermedad por antonomasia, descrita en la Biblia y que comúnmente, tanto en el arte bizantino como en el románico se esquematiza así. Es el caso de los mosaicos de San Salvador de Chora, en Estambul, o los de la catedral de Monreale, en Sicilia. También encontramos esta representación esquemática en las pinturas románicas de St. Climent de Taüll o esculpidas en la piedra de la portada de Moissac. 

En todo caso, una muestra de curación taumatúrgica de una enfermedad con síntomas cutáneos, atribuída al arcángel San Miguel.  





Publicar un comentario