martes, 15 de septiembre de 2015

Leprosos en las misericordias






Andrés y Nicolás Amutio

Misericordia del coro 
representando un leproso
(1493-1495)

Monasterio de Santa María la Real de Nájera (La Rioja)




Las catedrales y monasterios están provistos de un coro, en los que se alinean asientos para que los canónigos o monjes asistan a las horas previstas al canto del Oficio Divino, a las horas estipuladas. En algunas partes de este ritual los clérigos se sientan en estos sitiales y en otras deben permanecer de pie. Generalmente, los asientos son abatibles y pueden levantarse durante los pasajes que deban ser cantados de pie. En su reverso, los asientos suelen presentar  unas repisas, de forma que aún estando el monje en posición erguida pueda recostarse ligeramente para evitar la fatiga. Estas repisas se llaman "misericordias", ya que cumplen la función misericordiosa de evitar que los monjes o canónigos viejos o débiles se cansen.


Aspecto general del coro de Santa María la Real de Nájera.
Obsérvense las caras esculpidas en el reverso de los asientos 



Muchas veces, las misericordias suelen estar esculpidas con detalles de todo tipo. A veces son temas religiosos o heráldicos, acordes con el resto de la decoración del coro. Pero a veces no. Precisamente por su situación oculta habitualmente, pueden presentar decoraciones profanas,  costumbristas o incluso eróticas o escatológicas.


Misericordia que representa un personaje lisiado con tarugos en las manos,
para ayudar a desplazarse. Probablemente, un leproso.

Las misericordias de Santa María de Nájera son especialmente interesantes. Muestran personajes seglares, anónimos, del pueblo, la gente que habitaba las villas de los alrededores y que en general son mucho menos representados que los nobles o el clero. 

Algunas de estas misericordias representan a enfermos de lepra, una enfermedad que estaba sometida a una especial marginación social y de la que hallamos pocos casos representados en otros lugares. 


Misericordia con personaje de espaldas, mostrando formaciones 
vegetantes en su espalda, que podrían corresponder a lepromas. 

Uno de las misericordias presenta a un enfermo de espaldas, con múltiples lepromas abultados. Otra muestra uno provisto de dos tacos de madera, con los que algunos tullidos se ayudaban para desplazarse con ayuda de las manos. Otra, representa al leproso con un turbante o capucha y claras deformidades faciales. 


En conjunto, las misericordias de Nájera constituyen un buen ejemplo de la representación de casos de lepra reales, ya que en otros lugares la lepra se representa sólo simbólicamente, con unas pintas esquemáticas en la cara que poco tienen que ver con el verdadero aspecto de la enfermedad. 


Monasterio de Santa María la Real de Nájera: 




Publicar un comentario