divendres, 10 de novembre de 2017

Terapia génica para la epidermolisis ampollar





Pablo Picasso 

Un niño con pichones
(1943)

Óleo sobre lienzo



Un equipo de investigadores han anunciado el 8 de noviembre de 2017 que han conseguido salvar a un niño afecto de una grave enfermedad genética, reconstituyendo el 80% de la piel de un niño a partir de células madre. Sus resultados han sido publicados en la revista Nature.

El niño estaba diagnosticado de una poco frecuente patología de la piel, llamada epidermolisis ampollar juncional. A veces se le ha dado el nombre popular de "piel de cristal" o "piel de mariposa". Está provocada por mutaciones de los genes LAMA3, LAMB3 o LAMC2. En esta rara enfermedad se produce la aparición de ampollas por despegamiento de la epidermis y la dermis al menor roce o contacto. Como los contactos son inevitables, las ampollas surgen continuamente. Su techo es muy frágil, con lo que se rompen fácilmente, dejando además atrofia, cicatrices y retracciones múltiples que hacen del enfermo un gran inválido. Como en el caso de los grandes quemados las infecciones sobrevienen con mucha frecuencia. El 40% de los afectos de epidermolisis ampollar mueren antes de la adolescencia. 


Picasso: Madre con niño
En junio de 2015 este niño, que entonces tenía 7 años fue admitido en un estado crítico en un hospital alemán.  Había desarrollado una infección que había ocasionado la destrucción de la epidermis en casi 2/3 de su cuerpo. Tras intentar sin éxito un potente tratamiento antibiótico y luego un injerto de piel donada por su padre, los médicos solicitaron la ayuda de Michele de Luca, del Centro de Medicina Regenerativa de Módena, especialista en el uso de células madre para reconstituir la piel. 

Michele de Luca y su equipo tomaron 4 cm2 de la piel de una parte del cuerpo del paciente que no presentaba lesiones. Corrigieron genéticamente sus células por medio de un vector retroviral -un virus que hace de vehículo para introducir material genético exógeno- para introducir en las células una forma no mutada del gen LAMB3 que permite la adherencia de la epidermis a la dermis, y luego cultivaron las células así modificadas. Cuando obtuvieron una cantidad suficiente (85 cm2), las injertaron al muchacho en dos operaciones (octubre 2015 y noviembre 2015) justificando su intervención por "uso compasivo" (realizar un tratamiento experimental para mitigar el sufrimiento de los pacientes a los que no puede darse ninguna otra alternativa. Sustituyeron así un 80% de la piel del niño. 


Andrea Vesalio: De humanis corporis fabrica
Hombre anatómico portando su piel
Tras 8 meses de cuidados intensivos en el hospital, se pudo dar el alta al paciente. Pasados ya 21 meses, la nueva epidermis se ha adherido con firmeza a la dermis subyacente, sin formar ampollas, y resiste al estrés mecánico de forma normal, según describen los científicos en Nature. El niño puede asistir normalmente a la escuela, puede jugar al fútbol y ya no necesita analgésicos. 

El trabajo subraya que no se han detectado signos de producción de anticuerpos contra los injertos, lo que podría promover el rechazo de la piel modificada, y que los genes que incorporan el vector retroviral no han mutado de forma que permita ligarlos a la posibilidad de aparición de tumores. 

En un artículo que acompaña al trabajo en la revista científica, los genetistas de la Universidad Libre de Bruselas Mariaceleste Aragona y Cédric Blanpain advierten de que la "epidermólisis ampollar" puede estar causada por otros genes, algunos más difíciles de corregir que el LAMB3 y sugieren que el uso de tecnologías de modificación genética como CRISPR-Cas9 pueden ser útiles en procedimientos similares, y subrayan asimismo que el tratamiento puede ser más efectivo en niños que en adultos, dado que sus células madre tienen un potencial de renovación más elevado.


Bibliografía 


Sciences et Avenir: Un enfant atteint d'une maladie rare de la peau sauvé par la thérapie génique. https://www.sciencesetavenir.fr/sante/dermato/un-enfant-atteint-d-une-maladie-rare-de-la-peau-sauve-par-la-therapie-genique_118153

Hirch T et al: Regeneration of the entire human epidermis using transgenic stem cells. Nature 8 nov 2017  doi:10.1038/nature24487  
https://www.nature.com/articles/nature24487


Un enfant sauvé par la thérapie génique:






Así soy yo. Vida con epidermolisis bullosa: 


















Publica un comentari a l'entrada