jueves, 3 de agosto de 2017

Madre e hija con nevus








Javier Garcés  

Mare i filla 
(Madre e hija)
(2012)  

Madera policromada 41 x 90 x 40 cm

Premio de Escultura Contemporanea Palafrugell 2012 
Museo de escultura Can Mario. 
Fundació Vila Casas. Palafrugell




El museo de escultura de Can Mario forma parte de la Fundació Vila Casas, que también tiene otras sedes (Can Framis en Barcelona, dedicado a la pintura catalana contemporánea o Palau Solterra a Torroella de Montgrí, donde reúne trabajos fotográficos). El museo alberga una completa representación de escultura actual y su visita es muy recomendable. 

Detalle de algunos nevus presentes en
el cuello de la figura de la madre.
Obsérvese su realismo. 
En una de las salas se exhibe esta obra del artista Javier Garcés (Zaragoza, 1959). Se trata de una escultura de madera policromada que representa el busto de dos personajes enfrontados, que parecen dialogar. Una mujer adulta y su hija se miran fijamente. 


Al parecer, el artista se inspiró en su ex-mujer y en su hija efectuando un cuidadoso estudio psicológico de los personajes y de sus dos maneras de estar en el mundo. La madre, de mirada serena y experimentada asume su papel de mentora. Con gesto serio, intenta transmitir sus conocimientos a su joven hija. La niña, por su parte, mira a su madre con admiración. Sus ojos absortos reflejan su interés por aprender y escucha a su madre atentamente.  

En la cara de la niña también
se pueden ver efélides y nevus incipientes. 
El artista recurre a un estilo de gran realismo, intentando plasmar en la obra hasta los más mínimos detalles del mundo real. No sólo la expresión está plasmada en las figuras sino los detalles del recogido del cabellos de ambos personajes, el vívido color de su piel o los más mínimos relieves cutáneos se recogen con precisión, como vivos testimonios del mundo real. Fruto de este realismo extremo son también diversos nevus que aparecen en la cara de la madre, cara lateral del cuello o en su región cervical, y que son plasmados con gran precisión. También la cara de la hija presenta efélides y algunos nevus incipientes que ya apuntan aquí y allá sobre su tierna piel juvenil. Un detalle que dota de mayor verosimilitud a las figuras y nos recuerda la frecuencia de este tipo de tumores benignos de los que casi nadie se libra y que deben de controlarse adecuadamente. 


Diversos nevus en la región cervical.
Nótese también la representación del vello de la zona. 









Javier Garcés, els cossos i les coses: 




Publicar un comentario