lunes, 6 de marzo de 2017

La Hecatombe





Louis Raemaekers

La Sífilis: la Hecatombe
(1922)
 Cartel (papel) 



Louis Raemaekers (1869-1956) fue un pintor y editor de carteles holandés. Trabajó como dibujante en los diarios de Amsterdam Algemeen Handelsblad (1906-1909) y De Telegraaf durante los años de la I Guerra Mundial, destacando por su radical postura anti-alemana. 


Louis Raemaeckers en su estudio 
Descendiente de alemanes por línea materna, y originalmente de ideología cercana al liberalismo, Raemaekers quedó vivamente impresionado por la cruenta e injusta invasión alemana de Bélgica (un país teóricamente neutral) lo que hizo que adoptara una línea muy crítica con los invasores. Su posicionamiento era claro: Holanda debía abandonar su neutralidad y tomar partido por los aliados. Sus dibujos denunciaban las barbaridades de las tropas alemanas en Bélgica y dibujaban un perfil casi satánico de los seguidores del Kaiser Guillermo II. En numerosas ocasiones sus caricaturas fueron censuradas y confiscadas por el gobierno holandés, temeroso de las represalias de los alemanes. 

El ataque con gas tóxico de los canadienses en Flandes (24 de abril 1915)
Louis Raemaeckers. Dibujo a lápiz, parcialmente coloreado al pastel.  
Tal vez por estas repetidas presiones Louis Raemaekers obtuvo sus principales éxitos fuera de su país. Tras obtener algunos premios y exponer en la Fine Art Society de Londres, pronto se hizo muy popular en Gran Bretaña, y sus dibujos comenzaron a aparecer ocasionalmente en la prensa británica a partir de 1915 y de forma regular algo más tarde (Daily Mail, 1916-1918)


I Guerra Mundial. Una serpiente (símbolo de un ataque de gas letal)
acecha a un soldado, que duerme en la trinchera.
Louis Raemaeckers. Dibujo a lápiz, parcialmente coloreado. 

Raemaekers jugó un importante papel en la propaganda de guerra. Cerca de 40 de los dibujos que habían sufrido la censura se publicaron en un libro (Raemaekers Cartoons), 
traducido a 8 idiomas y en The Great War: a Neutral’s Indictment 
(1916) alcanzando una gran popularidad


En el verano de 1916 los trabajos de Raemaecker se distribuyeron en los Estados Unidos, la más poderosa de las potencias neutrales. El propio dibujante fue invitado a visitar el país en 1917. Tras realizar diversas presentaciones, entrevistas y declaraciones, Raemaecker se entrevistó con el presidente Woodrow Wilson y el futuro presidente Theodore Roosevelt. Sus publicaciones alcanzaron millones de copias y constituyeron el mayor esfuerzo propagandístico de la I Guerra Mundial. 
A tu salud, Civilización! (publicado el 20 Septiembre de 1914 en De Telegraaf

Al fin de la I Guerra Mundial se estableció en Bruselas, como abogado de la Liga de Naciones y escribió algunos artículos sobre la unidad de Europa. Pero allí continuó viendo  los terribles efectos de la guerra. 


Una de las obras de este período es el terrorífico cartel "La Hecatombe", que se refiere a los estragos que provocaba la sífilis en los soldados holandeses que volvían a casa infectados, y que causó un aumento masivo de muertes en los años posteriores a la contienda. Raemaecker recurre a una escena escalofriante, de gran teatralidad. Una prostituta, de cara pálida y demacrada, sostiene con sus manos una calavera en un trágico vaticinio mortal. Una velada advertencia sobre una temida enfermedad que todavía no tenía un eficaz tratamiento y que diezmaba a la población.  







Publicar un comentario