lunes, 31 de octubre de 2016

William Hogarth: La mañana.



  William Hoghart 

La mañana
(de la serie "Matrimonio a la moda")

Óleo sobre tela 
National Gallery. Londres.




William Hogarth (1697 - 1764) fue un pintor y grabador inglés que vivió en Londres. Se apartó del neoclasicismo imperante en la época, desarrollando una pintura realista que refleja la sociedad de su tiempo con un típico humor británico. El pintor, lector de Jonathan Swift, se sirve de la ironía con finalidad moralista, censurando a veces algunos personajes y aspectos cotidianos de la sociedad burguesa de su tiempo (la campesina ingenua y perdida; el libertino que acaba sus días en un manicomio, olvidado por todos...). Algunos críticos consideran la pintura satírica de Hoghart como el punto de partida de las historietas cómicas occidentales. 


En la serie titulada 'Matrimonio a la moda', que se conserva en la National Gallery de Londres, el pintor describe en 6 cuadros sucesivos (como en una historieta moderna) el destino de un matrimonio convenido entre el hijo de un noble decadente y la hija de un mercader. El matrimonio, contraído por puro interés, pronto asistirá al adulterio de la joven y a los devaneos amorosos del marido con otras mujeres. La tragedia llega cuando el marido descubre la traición de su mujer y su amante lo asesina. El último cuadro representa a la mujer, que se envenena cuando conoce la noticia de la condena a muerte de su amante. 


Detalle de la obra. Véase el posible nevus en el cuello del marido
En el cuadro que aportamos aquí (La mañana) hay ya señales de que el matrimonio ha comenzado a descomponerse. Marido y mujer parecen mutuamente desinteresados. Un perrito encuentra un sombrero de señora en el bolsillo del abrigo del marido, probable indicio de una aventura adúltera. Una espada rota a los pies indica que se han peleado. La mujer, con las piernas displicentemente abiertas, es también un símbolo de que también ella ha sido infiel. El desorden de la casa y el criado con un montón de facturas muestra que el abandono de los asuntos domésticos.

En estos cuadros es posible distinguir en la cara lateral del cuello del marido un nevus de gran tamaño, probablemente un nevus melanocítico congénito. Una lesión similar se puede ver en la cara de la hija de la pareja.


Cabe la posibilidad de que estos lunares fuesen en realidad "mouches" o lunares postizos, de uso bastante frecuente entre las clases acomodadas de la época. Aunque la constancia de su localización nos hace plantear por lo menos la duda diagnóstica. 




Publicar un comentario