lunes, 7 de marzo de 2016

Un manicomio singular, joya del Modernismo (I): la Fachada.






 Lluís Domènech i Montaner

Pavelló de Distingits
(1897-1912)

La fachada.

Institut Pere Mata. Reus. 



No es muy habitual que los hospitales o manicomios se alberguen en edificios singulares y emblemáticos. Sin embargo, en algunas ocasiones encontramos construcciones excepcionales, como el Hospital de Sant Pau de Barcelona, o el Institut Pere Mata de Reus, obras ambas del genial arquitecto modernista Doménech i Montaner (1850-1923). 

La entrada al Pavelló de Distingits

El Institut Pere Mata es el manicomio de la ciudad de Reus. A finales del s. XIX, Reus disponía de un centro donde se recluían los enfermos mentales, Ca l'Agulla. El Dr. Emili Briansó, médico forense, entró en contacto con algunos de los pacientes recluídos allí, y se dió cuenta de las lamentables condiciones en la que se encontraba la institución. Briansó comenzó entonces a promover una nueva institución digna y dotada de los modernos avances técnicos. Se dirigió con este proyecto a los prohombres de la ciudad y consiguió llamar la atención de un grupo de comerciantes, industriales, profesionales liberales y empresarios. Nació así la "Sociedad Manicomio de Reus", presidida por el intelectual y abogado Pau Font de Rubinat, que rápidamente encargó un nuevo edificio a Doménech i Montaner. Se decidió darle el nombre de Pere Mata en honor a un insigne reusense, Pere Mata Fontanet (1811-1877), médico, político y escritor, a quien se debe la introducción de la Medicina Forense en España. 

Torre del Pavelló dels Distingits
Doménech i Montaner llevó a cabo el proyecto del hospital desde 1897 a 1912, planeando un hospital articulado, con pabellones independientes rodeados de jardines, organización que desarrollará más tarde también en el Hospital de Sant Pau de Barcelona. La distribución en 19 pabellones permitía agrupar a los pacientes por patologías, sexos y clases sociales. El hospital tenía que tener también una capilla y algunos edificios complementarios. 

Uno de los pabellones (el pabellón 6) estaba destinado a pacientes privados. Era el llamado "Pavelló dels Distingits". Estos huéspedes destacados tenían habitaciones individuales, frecuentemente suites, con habitación dotada de armario, baño completo y la mayoría de ellas salas de visita privada. En este pabellón, tanto los espacios comunes como los privados estaban ricamente decorados. 

La Fachada del Jardín de entrada

El Pabellón de los Distinguidos es un edificio de cuatro plantas, en forma de "U" muy abierta. La fachada tiene en ambos extremos dos torres con decoración neoplateresca. 

Cuerpo central del Pabellón, con el Ángel de la Guarda en medio


En el cuerpo central, una gran vidriera preserva la galería central del primer piso. Destaca la figura femenina realizada en cerámica ubicada en la parte alta de este cuerpo central y que representa el Ángel de la Guarda, con las manos plegadas sobre el pecho, en un gesto típico del Modernismo.  Más abajo, en las esquinas, encontramos a manera de ventanas abiertas unos ángeles enfrentados, en cerámica, enmarcados en una estructura neogótica. También encontramos el escudo en piedra de la ciudad de Reus, flanqueado por leones o grifos. 


Capitel de piedra con hojas



Escudo de Reus, flanqueado por un grifo
























A izquierda y derecha del cuerpo central se pueden ver dos grandes escudos de Catalunya y de la ciudad de Reus (rosa roja en campo blanco) 

Ornamentación del techo del pórtico que da al jardín
El pórtico está sostenido por columnas con capiteles de piedra con motivos vegetales. El techo del pórtico está ornamentado por medallones pintados con motivos florales. 




El tejado está formado por tejas de cerámica vidriada, en colores marrón y ocre, muy vistoso. Sobre él destacan las originales chimeneas. 

Incluso las puertas secundarias están profusamente decoradas. 



Institut Pere Mata desde el aire:



Publicar un comentario