miércoles, 9 de marzo de 2016

Un manicomio singular, joya del Modernismo (III): el Comedor.








 Lluís Domènech i Montaner

Pavelló de Distingits
(1897-1912)

Comedor
Institut Pere Mata. Reus. 



Comedor

En el Institut Pere Mata, desde la sala de estar se accedía al comedor. El comedor del Pavelló dels Distingits tenía una capacidad para unas 50 personas, aproximadamente. El pabellón no disponía de cocina propia, ya que había un edificio especial en el Hospital para esta función concreta. Lo que solía hacerse en aquella época era cargar la comida en carros y distribuirla a cada pabellón. Cada pabellón disponía de un lugar donde se calentaba la comida antes de servirla. En este caso un pequeño office adjunto servía para esta función y la comida se servía al comedor a través de un torno. 







Algunos aspectos del comedor. A la izquierda, la puerta, con cristalera emplomada, con motivos de naranjas. A la derecha, el torno por donde se pasaba la comida, una vez que se había calentado. El arrimadero de azulejos también presenta cenefas ornamentales con flores y frutos del naranjo. Sobre el torno, los esgrafiados de la pared, en tonos verdosos, también son alusivos a estos árboles frutales. 



La bóveda, decorada con motivos de naranjas en cerámica, como todo el comedor. 


 El motivo escogido para la decoración del comedor eran las naranjas, una fruta típica del Mediterráneo. Las cerámicas de la parte baja representan esta fruta y los esgrafiados de la parte superior los naranjos que suben hasta el techo. La espectacular lámpara central, realizada en hierro forjado y vidrio soplado, sostiene bombillas a modo de naranjas. El mueble bufet también se combina con naranjas en cerámica y con la marquetería representando el mismo fruto. 

Detalle del bufet del comedor y de la ornamentación basada en las naranjas.

               



 Detalle de los azulejos del arrimadero que cubría la parte baja de las paredes y del mosaico del suelo





Publicar un comentario