martes, 10 de noviembre de 2015

Mary Sabina, la pequeña damisela moteada






 Mary Sabina
(s. XVIII)

Óleo sobre lienzo. 
Hunterian Museum (Royal College of Surgeons)
Londres 




El piebaldismo es una rara condición genética (autosómica dominante) en la que hay áreas despigmentadas en la piel (leucodermia), de distribución más o menos simétrica, por ausencia de melanocitos. En las zonas pilosas el pelo aparece blanco (poliosis). El aspecto de los sujetos que padecen este transtorno, recuerda al de un vitíligo generalizado. El piebaldismo se debe a un gen  KIT cromosoma 4q12 que impide la migración de los melanoblastos a la epidermis, donde se deberían convertir en melanocitos. El nombre de piebaldismo se tomó por similitud a los caballos pintos o píos que presentan una capa con grandes manchas. 

Mary Sabina nació el 12 de octubre de 1736. Sus padres Patrona y Martiniano eran una pareja de esclavos negros en la hacienda Mantua, regida por los jesuitas en la ciudad de Cartagena de Indias (hoy Colombia). Los padres de Mary debieron ser capturados en África y embarcados rumbo a Sudamérica para convertirse en esclavos de la plantación. Los hijos de los esclavos eran también considerados esclavos y solían seguir trabajando en la misma hacienda. 

José Gumilla, el jesuita que se encargaba de la enfermería en la plantación se entrevistó con su madre, cuando la niña contaba seis meses de edad, para indagar sobre las posibles causas del extraño fenómeno. Patrona le comentó que había convivido con un perro con manchas blancas y negras durante su embarazo, y que creía que lo que sucedía a la niña tenía que ver con eso. El padre Gumilla le encareció que cuidara bien a su hija y que la protegiera de las malas intenciones que podía despertar en algunos desaprensivos. 

La fama de Mary Sabina se expandió rápidamente. Según los retratos que nos han llegado, era una guapa chica, y eso aumentaba fascinación por el variado color de su piel y pelo. Se convirtió en una celebridad en Cartagena. Al parecer llegaron a conocerla como "nuestra pequeña damisela moteada"

No conocemos muchos detalles sobre la vida de Mary Sabina, pero su imagen se convirtió en un icono para ilustrar el piebaldismo. Un grabado - que la representa en una pose similar al cuadro que aportamos - fue incorporado para ilustrar el famoso libro "Histoire Naturelle" del naturalista George-Louis Leclerc, Conde de Buffon en 1777.

Mary nunca visitó Europa, pero su retrato fue copiado y difundido en numerosas versiones. La presente pintura viajó desde Cartagena a Norteamérica y fue incorporada a colecciones privadas francesas, llegando posteriormente a Inglaterra. Tras desaparecer durante muchos años y reapareció más tarde, siendo donada al museo en 1858 por el ilustre dermatólogo Erasmus Wilson.  

Otra versión del retrato de Mary Sabina forma parte de la  Colección Colonial Williamsburg en America.


Publicar un comentario