viernes, 20 de noviembre de 2020

Fuerza, una trilogía mural llena de esperanza







Pejac

Distanciamiento social (Fuerza)
(2020)

Mural sobre muro de hormigón 

Hospital Universitario Marqués de Valdecilla Santander
 




De lejos parece una grieta en el muro de cemento. Un defecto de construcción. Pero a medida que se acorta la distancia se ve que no, que es un mural con un claro mensaje social. 

Es una de las últimas obras de Pejac, uno de los artistas callejeros más famoso, un muralista graffitero a quien a veces se le conoce como el Bansky español. Pejac reinventa el espacio público lo usa como un medio de sensibilización colectiva. Comunica temas sociales y ambientales a través de su talento artístico, recurriendo a conceptos originales y efectivos, y a su un gran conocimiento de arte y cultura popular.


La obra "Distancia social" está formada por un gran número de pequeñas figuras humanas. 

Así ha pintado la trilogía titulada "Fuerza", un conjunto de murales en el campus del Hospital Universitario Marqués de Valdecilla en Santander, con el fin de honrar a las 50.000 personas que han muerto por el virus en su país.

La falsa grieta, con la que encabezamos este escrito se titula Distanciamiento social”. A medida que nos acercamos, vemos que muestra una gran cantidad de personas que escapan de una brecha de la fachada del edificio, tomando distancia social como prevención. La ilusión óptica, el trampantojo, es una metáfora de las diferentes formas en que la Covid-19 ha resquebrajado la sociedad, obligando a tomar medidas preventivas como la distancia social. En el centro hay una condensación de personas que forman "una oscuridad profunda", para reflejar lo que por culpa del coronavirus hay que evitar: estar cerca de otras personas. Alrededor se encuentran otras, separadas, que son la muestra de cómo hay que actuar.



En el mural "Distanciamiento social" la supuesta grieta está formada por un hormiguero
 de personas que intentan escapar de la grieta (símbolo de la pandemia) poniendo distancia social entre ellas.
 


Según comenta el artista, la grieta representa la gran herida que ha dejado esta pandemia es una forma de rendir homenaje a los sanitarios y de respeto y solidaridad hacia las víctimas, y abre una puerta a la esperanza con muchas pequeñas escenas que nos invitan a pensar en un futuro mejor.

Frente a la entrada de las Urgencias Pediátricas del hospital se encuentra otro de los murales de la trilogía. Se trata de "Superación", que muestra a un niño en silla de ruedas que se pone de pie sobre ella visualizando un paisaje de color inspirado en la obra de Van Gogh con el que Pejac quiere trasladar fuerza y ánimo a estos pequeños.


Arriba, Pejac pintando su obra "Superación" en la que se usa una silla de ruedas (una  
alegoría de la pandemia) como trampolín para obtener un futuro lleno de color. En esta
obra le ayudaron tres niños ingresados en el Servicio de Oncología del hospital (abajo). 




"Superación" es una obra en cierto modo contrapuesta a "Distancia Social", mucho más alegre y rica de color. Para realizarla, el artista tuvo la colaboración de tres niños, pacientes de oncología, que Pejac califica como una experiencia increíble. Sus manos, llenas de pintura de diferentes colores y estampadas sobre el muro son lo que ha dado vida a este paisaje expresionista. En esta obra, la silla de ruedas sobre la que la silueta de un niño se alza para poder llegar más alto se convierte en un trampolín, lo que transmite la idea de lo que debería hacer la sociedad: usar esta crisis para impulsarnos hacia adelante, a nuevos objetivos. 



"Caricia" un mural donde dos siluetas evitan tocarse, pero en el que el deseo de contacto humano se plasma en sus sombras, que se dan la mano y se llenan del color sereno de los nenúfares del estanque de Monet (abajo, detalle). 




La tercera de las  obras es "Caricia", en la que aparecen dos siluetas que se cruzan y se buscan con la mirada. Una de ellas representa a los pacientes y la otra al personal sanitario. Las sombras de ambas figuras se tocan suavemente, simbolizando así la necesidad y voluntad que tenemos actualmente de recuperar el contacto físico con los pacientes. Las sombras, signo de esperanza, están pintadas de color, inspirándose en el estanque de nenúfares de Monet, uno de los referentes artísticos preferidos de Pejac. 

La trilogía de Pejac nos induce a la reflexión y a la esperanza. En un entorno, el del hospital, donde los sanitarios luchan cada día para vencer la enfermedad y la muerte. 


1 comentario:

Joyce Hillary dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.