sábado, 25 de enero de 2020

Coronavirus: El huevo de la serpiente?







Serpiente Apofis

Textos de las Pirámides.
 Egipto





En la mitología del Antiguo Egipto, la serpiente Apofis representaba el mal y las tinieblas. Tras la muerte, los difuntos arribaban a la Duat (el inframundo), donde se tenían que enfrentar a ella durante las azarosas horas de la noche, en las que el temible reptil les acechaba con toda suerte de peligros. En otras culturas, la serpiente también ha sido vista tradicionalmente como un peligro. Recordemos la serpiente del Edén bíblico o la que rodea a Laocoonte y a sus hijos, en un destino fatal. Y todavía hoy las serpientes pueden ser peligrosas, y a veces por algo más que por la tóxica ponzoña que pueden inocular al morder a los humanos. 

Una reciente epidemia vírica está sembrando la preocupación en todo el mundo. El primer caso se declaró en la ciudad china de Wuhan el último día del año 2019, en un paciente con neumonía. La enfermedad se extendió después con rapidez, y a día de hoy (27 de enero 2020) ya ha afectado a 2.800 personas, de las que casi una veintena son personal sanitario. De estos casos han fallecido ya 81 personas. 


A pesar de que en China se ha procedido a confinar a unos 56 millones de personas, que no pueden salir de sus ciudades y deben llevar mascarilla por la calle, la infección se extiende ya fuera de la región de origen e incluso más allá de las fronteras de China. También se han restringido las comunicaciones de la ciudad al exterior. Y se está construyendo a toda prisa un gran hospital para satisfacer la atención a los contagiados.

Aparte de los casos registrados en diversos países de Asia (Tailandia, Japón, Corea del Sur, Vietnam, Nepal, Taiwan, Singapur), la epidemia ya ha llegado también a los Estados Unidos y a Europa. La ministra de Salud de Francia, Agnès Buyzyn confirmó el 24 de enero la aparición de 3 casos en este país : un hombre de 48 años en Burdeos y un hombre y una mujer de unos 30 años en París. Los casos han sido hospitalizados y aislados.  


Hasta ahora, el virus era totalmente desconocido. El 9 de enero se pudo confirmar que se trataba de un coronavirus, al que se denominó provisionalmente 2019-nCoV. Los coronavirus reciben este nombre porque presentan unas protuberancias en forma de maza, similares a las que pueden verse en la corona solar. Son virus de gran talla y presentan el ARN viral más largo de los que se conocen en la actualidad. También tienen una gran capacidad de mutación, ya que no disponen del sistema de corrección de error en la replicación del ARN. 

Los coronavirus son productores de zoonosis, es decir enfermedades que afectan tanto en especies animales y humanos (Organización Mundial de la SaludOMS). El virus de Wuhan es el séptimo coronavirus conocido capaz de producir manifestaciones clínicas entre los humanos. Se sospecha que se originó en el mercado de esta ciudad china, una gran urbe de 11 millones de habitantes, y que fue clausurado preventivamente el día 1 de enero 2020.  

Resultado de imagen de 2019-nCoV.
Coronavirus 2019-nCoV 
Según una de las hipótesis, la fuente original podrían ser los animales vivos que se vendían en este mercado, destinados al consumo humano. La mayoría de los pacientes hospitalizados con esta infección eran trabajadores o clientes del mercado de pescado de Wuhan. Pero hasta ahora no se tiene noticia de que los coronavirus puedan infectar a animales acuáticos, por lo que parece ser que el 2019-nCoV podría provenir de otras especies animales. En el mercado de Wuhan se pueden encontrar aves de corral, asnos, corderos, cerdos, murciélagos, camellos, erizos... y reptiles. Y uno de ellos es precisamente una serpiente, animal que es uno de los alimentos tradicionales en esta zona. La celebración del Año Nuevo Chino (este año, el año de la Rata) ha facilitado todavía más la propagación del virus. 

Un equipo de investigadores chinos han publicado un artículo publicado en el Journal of Medical Virology, en el que creen que el virus podría haber sido transmitido por una serpiente. Han realizado un análisis de los códigos proteicos del 2019-nCoV y los han comparado con los encontrados en diferentes huéspedes animales (aves, serpientes, marmotas, erizos, murciélagos, humanos). Sorprendentemente, los códigos de las proteínas más similares a los del 2019-nCoV eran los de las serpientes, por lo que estas constituyen el reservorio animal más probable. Aunque otros investigadores no prestan gran atención a la hipótesis que defiende que la epidemia ha surgido del mercado de pescado y marisco. 


Image
Extensión mundial del coronavirus 2019-nCoV. (25 de enero 2020)


Este virus se parece al que provocó la epidemia de SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo) en 2002-2003, y que fue la responsable de 774 muertes en todo el mundo (349 en China continental y 299 en Hong Kong) y 8.096 casos declarados, según la OMS. Desde el punto de vista genético hay un 80% de similitudes entre los dos virus, y ambos producen enfermedades respiratorias. En los humanos, a veces  son afecciones benignas (como un simple resfriado), pero a veces son cuadros clínicos más graves (como el SRAS). Los síntomas del SRAS son muy parecidos a los de una neumonía, con fiebre alta y afectación respiratoria: fiebre, tos, disnea (dificultad para respirar). En los casos más graves puede producirse neumonía, síndrome respiratorio agudo severo, o insuficiencia renal. La gravedad no es,  en principio, tan elevada como en el SRAS, pero esto puede cambiar. De hecho, el SRAS se fue volviendo más contagioso, más virulento e incluso con el tiempo se volvió más letal, ocasionando una mayor mortalidad. Algo así podría pasar con el coronavirus, aunque esto de momento no pasa de ser una mera especulación.  
Resultado de imagen de coronavirus mapa 26 enero
Mapa de les zones afectades de la Xina i Japó (23 gener 2020)
Como ya hemos comentado el número oficial de afectados de momento es de unas 2.000  personas (26.01.2020), aunque hay que considerar que muchos de los infectados prácticamente no presentan síntomas (aunque pueden transmitir igualmente la infección). 


Lo mejor que podemos hacer para evitar el contagio es seguir las recomendaciones standard de la OMS, 
"Evitar el contacto con personas que presenten síntomas de enfermedad respiratoria, como tos o estornudos. Y proceder al lavado regular de las manos, cubrir la boca o la nariz en caso de tos o de estornudos y cocer bien la carne y los huevos antes de consumirlos. " 

Para detener la epidemia, es importante encontrar el reservorio (los animales que llevan el virus). Esto permitiría saber si pueden haber otros focos similares en otros mercados y se podrían adoptar nuevas medidas. Así se hizo en el caso del SRAS a principios de la primera década del s. XXI, prohibiendo el consumo de carne de civeta (animal apreciado en la gastronomía china) y cerrando todas las granjas de cría de este mamífero. 


El Dr. Liang Wudong, fallecido
heroicamente en el curso del desempeño
de su profesión durante la epidemia de coronavirus. 
Lamentablemente, el dia 26 de enero de 2020, uno de los médicos chinos que atendían a los infectados por esta epidemia, el Dr. Liang Wudong, del Hospital Hubei Provincial contrajo la infección y murió a consecuencia de ella. Tenía 62 años. Desde aquí queremos rendir nuestro más sentido homenaje a él y a toda la profesión médica, que de forma silente y anónima, contribuye abnegadamente al bienestar de la Humanidad y a proteger la sociedad de estos riesgos. Que la tierra le sea leve. 



En la mitología egipcia, un gato acababa degollando con un gran cuchillo a la maléfica serpiente Apofis, evitando así sus peligros y acechanzas. Esperemos que podamos tener también nosotros ahora la astucia de un gato y nos podamos librar así cuanto antes de los malignos efectos del coronavirus 2019-nCoV. 



Bibliografía

Wei Ji et al. Homologous recombination within the spike glycoprotein of the newly identified coronavirus may boost cross‐species transmission from snake to human. Journal Med Virol,  January 2020  

https://onlinelibrary.wiley.com/doi/abs/10.1002/jmv.25682

Cavallini, J. Origine, contagion, symptômes : 6 questions que vous vous posez sur le coronavirus chinois. Sciences et Avenir, 25-01-2020. 
https://www.sciencesetavenir.fr/sante/origine-contagion-nombre-de-cas-6-questions-que-vous-vous-posez-sur-le-nouveau-virus-chinois_140672

Retamal H Epidémie en Chine : 3 cas de coronavirus en France. Sciences et Avenir, 25-01-2020. 
https://www.sciencesetavenir.fr/sante/epidemie-en-chine-3-cas-de-coronavirus-en-france_140866

Na Zhu y cols. A Novel Coronavirus from Patients with Pneumonia in China, 2019. New England Journal of Medicine, January 2020. 
DOI: 10.1056/NEJMoa2001017 https://www.nejm.org/doi/full/10.1056/NEJMoa2001017
List of authors.

No hay comentarios: