dijous, 8 de febrer de 2018

El emperador y el elixir de la inmortalidad






Guerreros de Xi-jiang

Esculturas de terracota

Mausoleo de Quin-shi Huangdi
Xi'an (prov. de Shangxi). China



La visión del ejército impresiona. Cerca de 8.000 soldados de 1'80 m, alineados en hileras, como en un desfile, vestidos con sus armaduras y atributos guerreros y con un realismo que parecen estar vivos, prestos a entrar en batalla. 

Son los guerreros de Xi'jiang, un ejército de terracota con el que se enterró Qin Shi Huangdi, primer emperador de la China y fundador de la dinastía Qin, que reinó del 221 al 210 a.C. El formidable ejército que guardó su tumba durante más de dos milenios le aseguró su paso a la posteridad. 

La obsesión del emperador por la vida eterna está bastante clara. Mandó construir un inmenso mausoleo subterráneo en donde los 8.000 guerreros de terracota protegían impasibles el descanso eterno del monarca. La sorprendente tumba fue descubierta en 1974. Sin embargo, el emperador no tenía como objetivo convertirse en un referente arqueológico, sino que perseguía un objetivo mucho más ambicioso: conseguir el elixir de la inmortalidad.   





La evidencia de este anhelo imperial tuvo lugar cuando en 2002 se descubrió en un pozo de Hunan (China central) un corpus de textos imperiales. Era un amplio informe con 36.000 tablillas de madera grabadas, unidas por unas cintas conteniendo 200.000 caracteres caligráficos en vertical. Este era el sistema de escritura más corriente en China antes de la aparición del papel y que los arqueólogos siguen descifrando. Sin embargo gran parte de su contenido se ha dado recientemente a conocer. Se trataba de un decreto imperial que fue distribuído a todos los rincones del Imperio, ordenando la búsqueda de ingredientes para la elaboración del elixir de la inmortalidad.

Al parecer, el decreto tuvo respuestas al menos en algunas ciudades. Así, el pueblo de Duxiang respondió que no habían encontrado todavía ningún remedio, dando a entender que iban a continuar la búsqueda.  En otro lugar, llamado Langya, en la actual provincia oriental de Shangdong informaba de una planta recolectada en la montaña sagrada. 


Vista de conjunto del mausoleo de Qin Shi Huangdi,
con las hileras de figuras de terracota

Sea como fuere, este decreto y los informes de los diferentes lugares, demuestra que el emperador Qin Shi Huangdi había sido el primero en unificar la China, dotándola de una administración eficaz y con una gran fuerza ejecutiva, en una época en la que las comunicaciones eran bastante difíciles.  Otros logros del emperador fue la estandarización de un sistema de peso, y la creación de una moneda única, innovaciones que permitieron la centralización del poder imperial. 

En cambio, las investigaciones sobre el elixir de la inmortalidad no dieron resultado alguno y Qin Shi Huangdi murió en 210 a.C. tras once años de reinado imperial. El intento frustrado del emperador demuestra una vez más que la aceptación de la muerte, de que nuestra vida es efímera y limitada, es algo que cuesta mucho de asumir!  


Guerreros de terracota de Xi'an. 
Mausoleo de Qin Shi Huang






Publica un comentari a l'entrada