dijous, 14 de desembre de 2017

Chopin (II) : El hombre y su enfermedad








Zofia Walska 

Frédéric Chopin
(1998)


Busto de bronce 
Valldemossa. Mallorca




En una entrada anterior nos referíamos al retrato que Delacroix hizo de Chopin . Hoy comenzamos con este busto del famoso compositor polaco realizado por Zofia Walska. Fue donado por Polonia en 1998 y se encuentra junto a la casa de la localidad mallorquina de Valldemossa en la el compositor vivió dos temporadas acompañado de George Sand, y donde compuso la mayor parte de sus Preludios (Op 28). 

Fotografía de Frederic Chopin
La novelista romántica George Sand había conocido a Chopin en 1836, en una reunión organizada por Franz Lizst. En 1838 ella le presentó al pintor Eugène Delacroix que mantuvo con ambos una gran amistad. 

En esta época la escritora había iniciado una relación sentimental estable con el compositor durante diez años (1838-1846). Durante este tiempo - el período creativo más fructífero de Chopin, en el que compuso sus 24 Preludios - el compositor  tuvo graves problemas de salud y la pareja se trasladó temporalmente a Mallorca por consejo de su médico con la esperanza de restablecerse en el dulce clima mediterráneo de las Baleares. Establecidos en la cartuja de Valldemosa, George Sand dejó detallada constancia de esta estancia en la isla en su libro "Un hiver à Majorque".

Busto de Chopin en la celda de la 
Cartuja de Valldemossa donde se alojó
Ya en la isla, el joven músico tenía accesos de tos casi a diario. Fue diagnosticado entonces de tuberculosis. Era un diagnóstico muy habitual en aquel tiempo: la alta prevalencia de la enfermedad, la tos persistente, las frecuentes infecciones pulmonares y la progresiva consunción del insigne pianista parecen ir en favor de este diagnóstico. 

Sin embargo, la enfermedad que sufría Chopin no afectó ni a la escritora ni a los hijos de ésta, cosa que sorprende ya que la tuberculosis es muy contagiosa. Este hecho ha hecho que algunos expertos actuales hayan puesto en duda este diagnóstico en las últimas décadas. 

Pero la polémica sobre la enfermedad de Chopin trajo cola, e incluso se ha llegado a exhumar recientemente parte de sus restos mortales para intentar aclarar el diagnóstico correcto. Aunque esto merece un comentario aparte, y le dedicaremos una próxima entrada del blog. 


Chopin. Nocturno op. 9 nº 2




Bibliografía

Goldberg H, The Age of Chopin: Interdisciplinary Inquiries, Indiana University Press, 2004, ISBN 0-253-21628-1

Jalinière H. L'autopsie du cœur de Chopin révèle la cause de la mort du compositeur. Sciences et avenir https://www.sciencesetavenir.fr/sante/l-autopsie-du-coeur-de-chopin-revele-la-cause-de-sa-mort_118143

Néret G, Delacroix, Berlin, Taschen, 2000, ISBN 3-8228-5988-5

Sand G. Un hiver à Majorque. Le livre de poche. Paris, 1996.
Publica un comentari a l'entrada