dijous, 16 de novembre de 2017

Los nombres de las bacterias (I): Como se escriben





Alexander Roslin 

Carl Linneo
(1775)

Óleo sobre lienzo 
Real Academia Sueca de las Ciencias. Estocolmo. 


A cualquier profano le llama la atención los extraños nombres con los que se conocen las bacterias. No solamente están en latín (por normativa internacional) sino que frecuentemente son nombres difíciles de recordar y de pronunciar. 

Systema naturae de Linneo
Ante todo hemos de decir que los microbios, como cualquier otro ser vivo, tienen un nombre con el que son conocidos por la comunidad internacional. Este sistema taxonómico fue ideado por Carl Linneo (1707-1778), botánico y naturalista, que sentó las bases de esta nomenclatura en dos de sus obras: Systema Naturae (sobre todo en su décima edición de 1758) y Species plantarum (1753). 

Así pues, ¿cómo hemos de escribir correctamente los nombres de las bacterias? El nombre de cualquier microbio - como el de cualquier ser vivo en general - debe ser escrito siguiendo las normas del sistema latino binominal, que consta de dos palabras: la primera (nombre genérico) informa del género al que pertenecen y el epíteto, que se refiere a la especie. Vienen a ser algo así como el apellido de familia y el nombre propio, pero escritos siempre en este orden. Para una correcta utilización de los nombres científicos debe hacerse siempre siguiendo unas normas ortográficas y tipográficas:

1. Los nombres científicos se deben escribir siempre en cursiva (o subrayados, si el texto es manuscrito). Por ejemplo: Treponema pallidum. Es incorrecto escribirlo en letra redonda (Treponema pallidum) o entrecomillado (“Treponema pallidum”).

2. El nombre genérico se escribe siempre con la inicial en mayúscula, pero el epíteto específico va en minúscula. Por ejemplo: Staphilococcus aureus. No sería correcto escribir staphilococcus aureus o Staphilococcus Aureus.


El sistema latino binominal se usa no únicamente para designar bacterias, sino para nombrar correctamente cualquier ser vivo. En este ejemplo vemos como se designa nuestra especie.
Consta de dos nombres: genérico y específico. El genérico debe ser escrito con la primera letra en mayúscula y el específico todo en minúsculas. Siempre deben ser escritos en letra cursiva

3. Si nos queremos referir a un género podemos usar solo el nombre genérico. Por ejemplo: “las bacterias del género Shigella son incapaces de fermentar la lactosa”.

Species plantarum, de Linneo
4. En cambio, si queremos referirnos a una especie, deberemos usar siempre forzosamente los dos términos. Si no hay peligro de confusión (por ejemplo, si ya hemos citado una vez el género con su nombre completo) podemos escribir el género abreviado, por comodidad, poniendo en general la inicial (mayúscula) seguida de un punto y a continuación el epíteto específico: “dentro del género Salmonella se engloban multitud de especies que toman su nombre de los lugares donde fueron aisladas por primera vez como S. arizonae, S. bongori, S. salame, y S. indica“. Hay que evitar sin embargo referirse a una especie mencionando solo su epíteto específico: “Las arizonae tomaron su nombre de Arizona”. En caso de que exista alguna posibilidad de confusión (dos géneros que comiencen con la misma letra) se permitirá la abreviatura con dos letras: la inicial mayúscula y la siguiente letra diferenciadora minúscula, seguidas de un punto. 

5. Los nombres científicos están formados siempre por palabras latinas o latinizadas, con independencia de su origen, y no deben modificarse según la lengua vulgar o la pronunciación. El nombre genérico es siempre un nominativo singular indeclinable, sea cual sea la función gramatical que desempeña en una frase. El epíteto específico, en cambio, puede ser un adjetivo, un sustantivo en genitivo o un atributo, y debe concordar siempre con el género gramatical latino - masculino, femenino o neutro - del nombre genérico. Es decir, no es correcto escribir Haemophilus influenza y Neisseria meningitis, sino que deben escribirse Haemophilus influenzae y Neisseria meningitidis.

6. En cuanto a la ortografía, hay que señalar que los nombres científicos sólo se pueden escribir con las letras del alfabeto latino, con la excepción de las letras k y w que pueden usarse en las palabras derivadas de apellidos que así lo requieran. Pero nunca se pueden usar otras letras, como las específicas de algunos idiomas. Nunca se podrá escribir la ñ castellana, como no se puede usar la griega π, la noruega ø, la islandesa þ o la rusa җ. Tampoco se usarán las letras dobles (como la æ, la œ o la ß).

7. Tampoco pueden usarse signos diacríticos de ningún tipo: tildes, diéresis, guiones, etc. 

8. En el caso que se tenga que precisar una subespecie, ésta se escribirá siempre en minúscula, detrás del epíteto específico, sin insertar ningún añadido del tipo «ssp».



Los nombres de las bacterias


(I): Como se escriben. 
http://xsierrav.blogspot.com/2017/11/los-nombres-de-las-bacterias-i-como-se.html?spref=tw

(II): Según su forma 
http://xsierrav.blogspot.com/2017/11/los-nombres-de-las-bacterias-ii-segun.html?spref=tw

(III): Según su color. 
http://xsierrav.blogspot.com/2017/11/los-nombres-de-las-bacterias-iii-segun.html?spref=tw

(IV): Donde y cómo crecen.
http://xsierrav.blogspot.com/2017/11/los-nombres-de-las-bacterias-iv-donde-y.html?spref=tw

(V): Nombres geográficos
http://xsierrav.blogspot.com/2017/11/los-nombres-de-las-bacterias-v-nombres.html?spref=tw

(VI): Nombres tomados de enfermedades
http://xsierrav.blogspot.com/2017/11/los-nombres-de-las-bacterias-vi-nombres.html?spref=tw

(VII): Nombres de asociaciones http://xsierrav.blogspot.com/2017/11/los-nombres-de-las-bacterias-vii.html?spref=tw

(VIII): Homenaje a microbiólogos (1850-1885) 
http://xsierrav.blogspot.com/2017/11/los-nombres-de-las-bacterias-viii.html?spref=tw

(IX): Otros apellidos de científicos del s. XIX (1885-1900) 
http://xsierrav.blogspot.com/2017/11/los-nombres-de-las-bacterias-ix-otros.html?spref=tw

(X): Apellidos de bacteriólogos (s. XX)
http://xsierrav.blogspot.com/2017/11/los-nombres-de-las-bacterias-x.html?spref=tw

(y XI): El inventor de los barcos de vapor 
http://xsierrav.blogspot.com/2017/11/los-nombres-de-las-bacterias-y-xi-el.html?spref=tw




Bibliografía

Guelbenzu C. Nomenclatura de nombres científicos para traductores e intérpretes. Bootheando. https://www.bootheando.com/2010/12/16/nomenclatura-de-nombres-cientificos-para-traductores-e-interpretes/

Navarro F. Tricentenario linneano (III) El sistema latino binomial. Laboratorio del lenguaje. http://medicablogs.diariomedico.com/laboratorio/2007/06/13/tricentenario-linneano-el-sistema-latino-binominal/



Publica un comentari a l'entrada