miércoles, 9 de agosto de 2017

Unos párpados cansados





Orazio de Ferrari

Retrato masculino
(1625-1650 circa)

Óleo sobre lienzo. 44 x 34 cm. 
Galeria Doria Pamphilj. Roma.  



En la Galería Doria Pamphilj de Roma, me encontré con este cuadro, que representa un retrato masculino. Es obra de Orazio de Ferrari (1606-1657), un pintor genovés que decoró el Palacio Grimaldi de Mónaco y que murió de peste en 1657. Se dedicó sobre todo a la pintura religiosa, pero nos ha dejado también algunos retratos como éste, de un personaje desconocido. 

La pintura representa la cara de un hombre de cierta edad, que ocupa la práctica totalidad del cuadro. Mira al espectador con mirada melancólica, con una cierta actitud de cansancio. Sus párpados están algo edematosos, con una visible blefarocalasia. Los bordes palpebrales están un poco enrojecidos. En el ángulo interno del párpado superior se observa una lesión redondeada, que tal vez pudiera sugerir una dacriocistitis (inflamación de la glándula o el conducto lacrimal). Además presenta pequeños nevus en nariz y mejilla. 

La cola de la ceja aparece rala, desprovista de pelo en su tercio externo. La alopecia de la cola de la ceja puede ser un síntoma presente en la sífilis secundaria, aunque por solo este síntoma no puede concluirse el diagnóstico. 

Esta es la visión del dermatólogo. La del amante del arte es la de una obra que capta muy bien el ánimo del retratado, y que consigue una mirada de gran profundidad.  




Publicar un comentario