miércoles, 3 de mayo de 2017

Exposición de Historia de la Dermatología en Catalunya








Alfons Zarzoso, Xavier Sierra, 
Sara Fajula

Exposición Historia de la Dermatología en Catalunya 
(Deixar-hi la pell)

Colegio de Medicos de Barcelona  




Hoy el dermatólogo no va a hablar de lo que ha visto o lo ha descubierto en tal o cual museo. No va a tratar esta entrada como viene siendo habitual de la interpretación de una anécdota o un detalle revelador, del hallazgo de un observador atento a los aspectos patológicos o higiénicos. Hoy el dermatólogo cambia su rol de observador para presentar una exposición propia, hecha por él mismo con mucho amor y dedicación. Se trata de la exposición Historia de la Dermatología en Catalunya, que se inauguró ayer (2 de mayo de 2017) en el Colegio de Médicos de Barcelona. 

Durante mi conferencia en el acto
de inauguración de la exposición
Como comisionado que soy del Año Piñol fue para mí un honor inaugurar esta exposición e impartir la conferencia sobre el mismo tema ante un atento y numeroso auditorio. La exposición la hemos realizado Alfons Zarzoso, Director del Museo de Historia de la Medicina de Catalunya, Sara Fajula, archivera de la misma institución y yo mismo, Xavier Sierra, como historiador, dermatólogo y comisionado de los actos del Año Piñol. Incluye casi 20 metros de paneles explicativos y objetos diversos, procedentes de los fondos del Museo de Historia de la Medicina, mi propia colección de piezas históricas y aportaciones de otros dermatólogos e instituciones. Estará expuesta y abierta al público en el espacio Pedro i Pons del Colegio de Médicos de Barcelona hasta el final de noviembre de 2017. 




Iniciando el acto inaugural: de izquierda a derecha, Alfons Zarzoso, director del Museo de Historia de la Medicina de Catalunya, el Dr. Miquel Bruguera, Director de la Unitat d'Estudis Acadèmics del CoMB; Dr. Xavier Sierra, comisionado del Año Piñol


La exposición presenta paneles explicativos y diferentes objetos relacionados con la práctica dermatológica (libros, medicamentos, microscopios, moldeados de cera...) 

La exposición revisa el impacto de diversas enfermedades en tiempos antiguos: la lepra, el fuego de San Antonio (ergotismo), las escrófulas, la viruela, la sífilis... Muchas de estas enfermedades han dejado su huella en diversas representaciones artísticas, en el romancero o en el imaginario popular. 


En el exterior del Colegio de Médicos,
un monolito recuerda el Año Piñol y la
Exposición de Historia
de la Dermatología en Catalunya
El Dr. Bruguera, Director de la 
Unitat d'Estudis Acadèmics del CoMB , 
contemplando la exposición



















Se destacan algunas aportaciones médicas catalanas. Arnau de Vilanova introdujo un protocolo de exploración de los leprosos y llamó la atención sobre la típica ronquera en esta enfermedad; en el s. XVIII el gerundense Gaspar Casal describió en Asturias la pelagra; los médicos catalanes Oller y Salvany participaron en las expediciones que llevaron la vacuna de la viruela a América...

El establecimiento de la Dermatología científica fue un proceso que se inició en el s. XIX. Es un período de observación sistemática y racionalización clasificadora con una gran riqueza léxica. A lo largo del s. XIX las representaciones visuales de las dermatosis (láminas, figuras de cera...) tuvieron lugar mientras se iba delimitando la dermatología como disciplina médica. La dermatología se convirtió en una ciencia museológica. A partir de los libros y de los atlas (con grabados, primero y fotografías más tarde) y de los moldeados de cera, las imágenes dermatológicas se extendieron por el mundo, revolucionando las prácticas de ver, reconocer y tratar las enfermedades de la piel. 


Los moldeados de cera representando enfermedades de la piel fueron de ayuda para la enseñanza de la dermatología en el s. XIX 


Otra perspectiva de los paneles de la exposición. A la derecha un láser de la última década del s. XX. 

La exposición fija la mirada en la construcción de la dermatología científica en la Catalunya contemporánea. Se pasa revista a los maestros y creadores de escuelas dermatológicas que surgieron del Hospital de la Santa Creu y que consolidaron la especialidad en la Facultad de Medicina y en los hospitales del Eixample de Barcelona. Los jefes de escuela Jaume Peyrí y Xavier Vilanova formaron equipos de expertos y enlazaron el ejercicio profesional local con las nuevas corrientes de pensamiento dermatológico internacional. En este ambiente, Joaquim Piñol Aguadé (1917-1977) que homenajeamos este año, modernizó e impulsó la cátedra  de Dermatología de Barcelona reafirmando su prestigio en todo el mundo.  


Un moldeado de un torso con tatuajes. Los tatuajes llamaban la atención en el s. XIX.

La exposición se cierra con un lúdico test participativo de diagnósticos sobre lesiones cutáneas en representaciones antiguas, que prevé algunos premios y distinciones para los acertantes. 

En resumen, la exposición es nuestra manera de homenajear no solamente a la figura de Joaquim Piñol sino a toda la trayectoria de la Dermatología catalana. 



Xavier Sierra: Història de la Dermatologia a Catalunya (versió íntegra, filmat per enfocat.cat) 







Publicar un comentario