martes, 9 de mayo de 2017

El lupus de la autora de "Mujercitas"








George Healy

Retrato de Louise May Alcott

 Óleo sobre lienzo
Louise May Alcott Memorial Association 
Concord, Massachusetts.



Louisa May Alcott (1832-1888) fue una escritora norteamericana, conocida sobre todo por ser la autora de la novela Mujercitas.


En 1860 empezó a escribir para la revista The Atlantic Monthly. Partidaria decidida de la causa abolicionista, se ofreció como enfermera durante la guerra de Secesión y trabajó en el Hospital de la Unión de Georgetown (Washington D.C.), durante seis semanas entre 1862 i 1863. Sus cartas a su familia, revisadas y publicadas en Commonwealth, y recopiladas como Hospital Sketches (Apuntes del hospital, 1863), demostraron un agudo poder de observación y habilidad para la crónica, además de una sana dosis de humor retrospectivo, ganando un a buena valoración de la crítica. Su novela Moods (Estados de ánimo) (1864) también fue muy bien considerada. Una muchacha anticuada (1870), Hombrecitos (1871), Ocho primos (1875), Rosa en flor (1876) y Los muchachos de Jo (1886) se inspiraron también en sus experiencias como maestra. En 1987 volvió a publicarse su novela gótica A Modern Mephistopheles (publicada bajo seudónimo por primera vez en 1887), cuya historia gira alrededor de un poeta que realiza un pacto fáustico.


La obra maestra de Louise May Alcott: Little Women (Mujercitas). Edición de 1868. 
   
Una parte menos conocida de su obra son las apasionadas y fogosas novelas y cuentos que escribió, habitualmente con el seudónimo A. M. Barnard. Trabajos tales como A Long Fatal Love Chase y Pauline's Passion and Punishment constituyen las novelas a las que se refiere en Mujercitas como «peligrosas para mentes estrechas» y fueron conocidas en la época victoriana como relatos melodramáticos. Sus protagonistas son obstinados e implacables en la consecución de sus objetivos, que frecuentemente incluyen vengarse de aquellos que los han humillado o frustrado. Estos trabajos de impecable escritura con un punto de vista muy personal consiguieron pronto un éxito comercial y todavía son muy leídos en la actualidad. 

Su arrollador éxito está vinculado claramente con la aparición de Mujercitas (1868), un relato semiautobiográfico en el que evoca su infancia al lado de sus hermanas en Concord, Massachusetts. El libro rezuma un humor perenne, frescura y realismo, pero sobre todo un hermoso romanticismo ligado al amor por la naturaleza y a los valores tradicionales y hogareños. 

Un fotograma de la película Mujercitas (1949),
basada en la obra de Louise May Alcott
 Su generosidad, su valoración del amor y de la afectuosidad, su sentido de la percepción y su disposición para compartir con sus lectores el alegre humor que irradiaba de su personalidad y que tan bien plasmaba en sus libros la llevó a continuar con sus historias a pesar que su salud iba empeorando cada vez más.

Aunque tradicionalmente se creía que Louise estaba afecta de una intoxicación yatrogénica por mercurio, recientemente se han propuesto otras hipótesis diagnósticas. Una de las más verosímiles es la defendida por los Dres. Ian Greaves y Norbert Hirschhorn, que creen que Louise padecía un lupus eritematoso sistémico. 

     Cartel de la película Mujercitas (1949)   
Estos médicos vieron como podían encajar en el diagnóstico de lupus los variados dolores y molestias que presentó la escritora en sus últimos años y que siempre se habían achacado a la acción del mercurio. Sus diarios y cartas estaban llenas de descripciones detalladas de su sufrimiento: dolores de cabeza, fatiga, dolor en los nervios, problemas digestivos. Pero no se encuentra ningún rastro ni de temblores ni de accesos de irritabilidad, que son típicos de la intoxicación mercúrica. 

A Greaves le parecía más un trastorno del sistema inmunológico.  Rntonces fue a ver el retrato de la escritora y que se conserva en el Museo Alcott, en Orchard House, en el pueblo de May en Concord, Massachusetts. En este retrato, pintado en 1870, se puede ver un eritema rosado que ocupaba mejillas y nariz en la característica forma de mariposa tan típica del lupus. 
Louise May Alcott
El lupus es una enfermedad inmune que a menudo se parece a otras enfermedades, según los expertos. Puede afectar el corazón, riñones y otros órganos, y causar neuralgias, problemas digestivos y otros síntomas. Actualmente alrededor de 1,5 millones de estadounidenses sufren lupus, la mayoría de ellos mujeres (90%).

Naturalmente, los diagnósticos retrospectivos son siempre arriesgados y para tener un diagnóstico de certeza se debería poder realizar una completa analítica sanguínea, pero los síntomas que presentó Louise May son altamente sugestivos de lupus y por lo menos es una posibilidad que no puede descartarse, a la luz de los datos que conocemos.  


Mujercitas (Little Women1949) Trailer subtitulado: 





















Publicar un comentario