domingo, 23 de abril de 2017

Venenos!







Venenum, un monde empoisonné 

Exposición temporal (15.04.2017-07.01.2018)
Musée des confluences. Lyon.  



Tiene lugar en el Musée des confluences de Lyon una exposición sobre venenos. Con el nombre de "Venenum, un monde empoisonné" (Veneno, un mundo emponzoñado) se exhibe el panorama de todo tipo de tóxicos usados desde la Antigüedad hasta nuestros días. La exposición podrá visitarse desde el 15 de abril de 2017 a enero del 2018. 
     
A la entrada de la exposición, una manzana roja recibe a los visitantes. La manzana de Blancanieves... o tal vez la de los cultivos contemporáneos, tan frecuentemente tratados abundantemente con pesticidas.  

Anillo con depósito para contener veneno
La exposición recorre la historia y pasa revista a las sustancias usadas para envenenar, desde los tiempos de griegos y romanos. Las mujeres han sido las que han usado más frecuentemente este recurso, mientras que los hombres optaban en general por crímenes más cruentos, con derramamiento de sangre. Se recuerdan así figuras como las de Cleopatra, Fredegunda, María de Médicis o los crímenes mucho más recientes de asesinas como Violette Nozière.

También se revisa el uso masivo del veneno como arma de guerra en enfrentamientos bélicos, como en el caso de la I Guerra Mundial o en los recientes y tristes sucesos de la guerra de Siria. 




La segunda parte de la exposición se reserva a los venenos naturales, segregados por diversas especies animales o vegetales. Además de especies venenosas bien conocidas como serpientes, escorpiones o tarántulas de la India, el visitante se encuentra con sorpresas inesperadas como batracios, coleópteros e incluso pájaros. 


Adormidera (Papaver somniferum)
Migala de México ( Brachypelma klaasii)



Entre los vegetales, se encuentra una amplia panoplia con variedad de intensidades: desde el curare o el opio a las más cotidianas ortigas. 

La exposición también da una visión más optimista sobre este tema. Algunos venenos no solamente sirven para matar sino que pueden ser investigados para obtener ciertos medicamentos a partir de ellos. El veneno de algunas medusas, por ejemplo, aunque muy difícil de obtener, interesa a los investigadores por su poder anestesiante. 

Como decía Paracelso: 
"Un medicamento en manos de un necio puede ser un veneno, mientras que un veneno en manos de un sabio puede ser un medicamento"
Y es que lo importante es la dosis.


A. Ghislenti: La muerte de Cleopatra (detalle) Óleo sobre lienzo (1878) Museo de la ciudad, Brescia. 





Publicar un comentario