jueves, 8 de septiembre de 2016

Revisando la cabeza




  Julio González 

Dos mujeres
(1920-1928)

Óleo sobre lienzo 
Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Madrid.


Juli González i Pellicer (1876 - 1942) fue un escultor y pintor catalán, aunque vivió casi toda su vida en París, donde mantuvo siempre una gran relación de amistad con Pablo Picasso. Está considerado como uno de los artistas más importantes del s. XX. 

En  este cuadro de Julio González  una de las mujeres se concentra en el cabello de la otra. Su rostro está casi oculto por la otra figura, mientras con las manos aparta los mechones de pelo de su cabellera. El gesto es el de mirar con atención el cuero cabelludo.

En una primera impresión, pudiera pensarse que se trata de una escena de peinado, y que la mujer está concentrada en esta tarea, pero la mirada próxima a la cabeza, nos produce al cabo la sensación de una exploración más minuciosa del pelo o de la piel de la zona.

Está escudriñando tal vez la presencia de parásitos? La parasitación por piojos no es infrecuente, y la mujer puede estar buscando la presencia de estos insectos anopluros, o de algunas liendres fijadas a los pelos.

También cabe la posibilidad de que se trate de cualquier otro problema de la zona. Tal vez una lesión infectada, como una tiña o un impétigo. O simplemente una placa de descamación como una falsa tiña. Tal vez la mujer revisa la evolución de un lunar, y hace bien, ya que los nevus melanocíticos del cuero cabelludo deben controlarse con esmero. O tal vez se trate de un poco de caspa. La pintura no es explícita en cuanto al diagnóstico del problema, pero deja constancia de la preocupación que causa.


Tras contemplar la pintura, me alejo con la impresión que a veces la simple insinuación de un gesto reflejado en un cuadro me hace volar la imaginación. Tal vez la repetida exploración del cuero cabelludo de los pacientes me haya creado un cúmulo de recuerdos. Y es que el pintor nunca deja totalmente acabada una obra. La pintura se termina realmente cuando la contempla el espectador.
Publicar un comentario