jueves, 22 de septiembre de 2016

El tratamiento empírico de las tiñas de los hermanos Mahon.








 Tarro de pomada
(s. XIX) 

Porcelana pintada.  6,5 cm.
Societé d'Histoire de la Pharmacie. Paris. (1)





Este tarro contuvo la pomada de los hermanos Mahon, un tratamiento legendario y dudosamente efectivo al que se sometía a los niños tiñosos en el s. XIX. Su principio era producir una depilación de la zona y evitar así la extensión de los hongos productores de la enfermedad.

En el hospital Saint Louis de París, a principios del s.XIX, los casos de tiñas, favus y otras afecciones del cuero cabelludo fueron confiados a los cuidados de los hermanos Mahon. Estos curiosos personajes, que no eran licenciados en Medicina, ni cirujanos, ni boticarios, practicaban una terapia de base empírica y poco científica, usando polvos y emplastos depilatorios cuya composición exacta se desconoce. Los Mahon guardaban celosamente la fórmula de su tratamiento, que explotaban con finalidad lucrativa y comercial, y se llevaron a la tumba la preciada fórmula secreta. Sin embargo, es probable suponer que contenía sustancias como carbonato sódico e hidróxido potásico. A través de los escritos de Bazin conocemos la descripción de las líneas básicas del tratamiento:

          "El método de los hermanos Mahon consiste en practicar la depilación por medio del peine y de los dedos. El cuero cabelludo es tratado previamente y durante un tiempo más o menos largo, siendo friccionado con ciertas pomadas de las que sólo los autores o los herederos de su secreto conocen la composición. Se espolvorean los cabellos con el polvo nº 1 o nº 2 y después se presiona este polvo sobre el cuero cabelludo, haciéndolo penetrar en los folículos frotando con la yema del pulgar, arrancando a continuación los cabellos con los dedos como quien despluma una gallina" (Bazin, 1853) 

     Pese a todo el misterio que rodeaba a su tratamiento, y a su falta de preparación en cualquier rama de las ciencias de la salud, los hermanos Mahon obtuvieron del Consejo General de la Ciudad de París la autorización para experimentar su técnica en el hospital de Saint-Louis de 1809 a 1813. Tras este período experimental, los resultados  debían ser satisfactorios, ya que de 795 niños tratados, se curaron 527, por lo que los hermanos Mahon recibieron la concesión para seguir tratando tiñas en el hospital, recibiendo una subvención de 6 francos por caso curado.

Bazin también testimonia sus buenos resultados:

          "El tratamiento de los hermanos Mahon cura, si no todas las tiñas, al menos un gran número de ellas"

      Los hermanos Mahon no sólo practicaron su método en el hospital Saint Louis de París, sino también en otras ciudades francesas, como Lyon, Rouen, Dieppe, Louviers y Elbeuf. Asimismo parece que tuvieron sustanciosas ofertas económicas para ir a practicar su método a Inglaterra, aunque no llegaron a ir, al parecer por consideraciones de tipo social:

          "la sola consideración de no privar a nuestros conciudadanos de nuestro método, contra una afección que pesa sobre todo sobre los más desafortunados, nos ha llevado a rechazar brillantes ofertas que habrían necesitado nuestra estancia en Inglaterra"

El libro sobre tiñas del menor de los hermanos Mahon
     En 1829, el menor de los hermanos Mahon publicó un libro recogiendo sus 21 años de experiencia en este campo (1807-1828). Se trata de una obra encaminada sobre todo a hacer publicidad de las fórmulas comerciales de los Mahon, subrayando los mejores resultados obtenidos frente a otros tratamientos de aquel tiempo. En su introducción, Mahon el joven agradece a quienes han apoyado su proyecto, entre los que se cuentan Alibert, Biett y Richerand. 

     Debemos decir que el libro de Mahon el joven, por su empirismo e interés preponderantemente comercial tiene un valor limitado desde el punto de vista médico y en conjunto se limita a poner de manifiesto la precariedad de las posibilidades terapéuticas de la época. En cambio, constituye el primer estudio epidemiológico en dermatología, refiriendo los casos de favus tratados en el hospital Saint Louis y en otros centros durante 21 años. Asimismo, se hace un cálculo del coste del tratamiento, en un intento de demostrar que su método es no solamente el más efectivo, sino además el menos caro. Se calcula a la vez el período de hospitalización de los pacientes y el coste de esta hospitalización: el tratamiento de cada enfermo sólo costaba 1'25 francos a la administración.  En este sentido debemos considerar esta obra como el primer estudio de farmaco-economía de todos los tiempos.



   
Ilustraciones representando tiñas del cuero cabelludo, en el libro de Mahon 

     Además de estos aspectos, hay que señalar que en la obra de Mahon hay un pasaje de sumo interés: la primera descripción de una nueva infección del cuero cabelludo, desconocida o casi desconocida hasta entonces en Europa. Al parecer, provenía de las colonias de la India y el Sudeste asiático. Los hijos de los colonizadores ingleses y franceses se contagiaban allí y al volver a Europa  habían introducido la enfermedad. Producía una zona bien limitada, circular u oval de cabello más corto, ralo, que  recordaba la tonsura que entonces llevaban los sacerdotes católicos en la coronilla. Por este motivo el mayor de los hermanos Mahon la llamó tiña tonsurante, nombre que según Lailler

          "es en sí mismo una definición" 

     Mahon el joven lo describió por primera vez en su libro:

          "Los individuos afectos de la tiña, dijo, siempre han presentado en el cuero cabelludo al menos una tonsura más o menos extensa, pero siempre regularmente circular, en donde los cabellos estaban cortados de forma natural, o mejor dicho, cortados un poco por encima de la epidermis. En esta localización, la piel estaba extremadamente seca, más compacta, más apretada que las partes sanas vecinas; las asperezas que sobresalían eran detectadas por la vista y sobre todo por el tacto; se parecían a las que aparecen como consecuencia del frío súbito, o tras un escalofrío causado por una sensación de horror, es decir a lo que se llama vulgarmente carne de gallina. El tinte de la piel era un poco azulado; pero cuando se rascaba, la superficie sometida a este tratamiento se recubría de un polvo muy fino y muy blanco, que se puede comparar a harina muy fina"

     Como puede verse, se trata de una descripción clínicamente válida aún hoy. Por la descripción cabe suponer que se trataba de lo que actualmente reconoceríamos como una tiña microspórica: placas más o menos grandes, redondas, con cabellos rotos visibles, y superficie pulverulenta.

     Además, Mahon no sólo describe la tiña tonsurante, y la relaciona nosológicamente con el favus (de ahí su nombre tiña) sino que ya señala su carácter contagioso, su propagación frecuente a la piel lampiña, e incluso apunta la posibilidad de transmisión a las uñas, describiendo con detalle la descamación característica del lecho ungueal. Es curioso constatar que, como señalaba Sabouraud a principio del siglo XX, una buena parte de las manifestaciones clínicas de las tiñas fueran señaladas a la vez y precisamente por un observador que no era médico. Tal vez por esta última razón, los descubrimientos de los hermanos Mahon encontraron una repercusión muy limitada y algunos aspectos de los que habían reseñado fueron prácticamente olvidados.



Bibliografía 



Rosenthal T. Early Nineteenth Century Dermatology and the Brothers Mahon. Arch Dermatol Syphilol, 1934; 30: 245-250.
Bazin E. Recherche sur la nature et traitement des teignes. Masson. Paris, 1853
Tilles G. La naissance de la Dermatologie (1776-1880). Éd. Roger Dacosta. Paris, 1994.
Mahon M. Recherches sus le siège et la nature des teignes. Paris: Baillière, 1829.
Sierra X. Dermis y Cronos. Ed. Planeta De Agostini. Barcelona, 1995.
Chiarugi V. Saggio Teorico-Pratico sulle malattie cutanee sordide osservate nel Regio Spedale di Bonifazio di Firenze. Pietro Allegrini. Firenze, 1799. Reimpresión: Ed Riviste Scientifiche. Firenze, 1989 
Plenck JJ. Tratado de enfermedades cutáneas. Trad esp. A.Lavedan. Madrid 1798. Reimpresión: Isdin. Barcelona, 1978
Bouchardat A. Novísimo Formulario Magistral. Trad. J.Casaña. (19ª ed) Madrid,1882
De Bersaques J. L'art de regarder: Histoire visuelle de la Dermatologie et de la Mycologie. Beerse: Daneels, 1994.
Lailler. Leçons sur les teignes, recueillies par Landouzy. Paris, 1878
Bazin E. Leçons théoriques et cliniques sur les affections cutanées parasitaires. A. Delahaye. Paris, 1858

La pomada dels germans Mahon. https://cegmenorca.wordpress.com/2014/07/15/la-pomada-dels-germans-mahon/
Publicar un comentario