miércoles, 28 de junio de 2017

Elefantiasis escrotal en el s. XIII?





Avicena (Ibn Sina)

Canon medicinae

Miniatura. París finales del s. XIII
Bibliothèque municipale. Besançon. 




Abu-Alí at-Hussayn ibn Abdullah ibn Sina (en persaابوعلى سينا; en árabeأبو علي الحسين بن عبد الله بن سيناAbū ʿAlī al-Ḥusayn ibn ʿAbd Allāh ibn Sīnā)  más conocido como Avicena  (980-1037) fue un filósofo y médico persa muy reconocido en todo el mundo musulmán. Autor de más de 450 obras, entre las que destaca el Canon medicinae, escrito en latín y que alcanzó una gran difusión en su época tamto en los países musulmanes como en los cristianos. 

En uno de los manuscritos de esta obra encontramos esta miniatura, en la que se ve a un médico (a la izquierda, vestido con la toga médica habitual en la época) al que le presentan un enfermo. El paciente abre su túnica para mostrar unos testículos de gran tamaño. Fácilmente se comprende que es este el motivo de la consulta médica. 

Un tamaño testicular como el que aparece en la miniatura no puede achacarse a una mera hiperplasia testicular o a un tamaño  aumentado idiopáticamente. A mi modo de ver debemos buscar las patologías que justifiquen este fenómeno. 

Filariasis escrotal por Wuchereria bancroftii,
en la tribu africana de los Bubal
La más frecuente es el linfedema escrotal, que también es conocido como elefantiasis escrotal, es una “ampliación masiva” del escroto debido a un engrosamiento y acumulación de líquido en los tejidos. La causa que lo produce más frecuentemente es una filariasis por Wuchereria bancroftii, bastante común en los países tropicales (20% de la población masculina). Sin embargo, en Europa (y todavía más en Europa medieval) no es probable que esta fuera la causa. 

Wuchereria bancroftii
Una de las causas más comunes en países templados es la hernia inguinal , donde una pequeña parte del intestino entra en el escroto. Otra causa es la acumulación de líquido en un lado del cuerpo de una persona, entre los testículos y la piel, que se llama hidrocele. En ambos casos se debe recurrir a soluciones quirúrgicas.

Finalmente puede haber un bloqueo linfático de la zona y el escroto puede alcanzar un volumen realmente increíble (En EUA hay registrados casos en los que el escroto finalmente puede llegar a aumentar cerca de 60 Kg. En cualquier caso la cirugía de la zona resuelve en la actualidad la mayoría de los casos.  


Bibliografía

Carrasco López C, Torremadé Barreda J, Palacín Porté JA, Franco Miranda E, Viñals Viñals JMLinfedema escrotal gigante. Cir. plást. iberolatinoam. vol.39 no.2 Madrid abr./jun. 2013

http://dx.doi.org/10.4321/S0376-78922013000200012 


Halperin, T.J. Slavin, S.A., Olumi A.F. and Boru, L.J.: Surgical Management of Scrotal Lymphedema Using Local Flaps. Ann. of Plast. Surg. 2007,59 (1); 67-72. 
Publicar un comentario