viernes, 9 de diciembre de 2016

Retrato de familia






Giacomo Bassano


Retrato de familia

Óleo sobre lienzo 70 x 90 cm. 
Galleria Nazionale di Arte Antica.
Palazzo Barberini. Roma.



Giacomo da Ponte, llamado Bassano (1510-1592) fue un destacado pintor de la escuela veneciana, caracterizada por el predominio del color, los contornos difuminados de las figuras y el contraste de luces. 

Bassano fue uno de los pintores que influyeron más en la pintura del Greco. A su vez, en la pintura de Bassano encontramos influencias de Pordenone, Tiziano y Lorenzo Lotto. En cuanto a la temática, su producción se centró sobre todo en representar pinturas religiosas. 

Una excepción es precisamente, este Retrato de familia, un tema profano que encontramos en la colección que se exhibe en el Palacio Barberini, de Roma. La obra es un estudio de diversas cabezas, agrupadas de forma bastante desordenada, con escasa relación entre ellas y presentadas como una familia.

Un personaje anciano, tal vez afecto de un carcinoma basocelular. 


El personaje central, un hombre con gorguera y luenga barba blanca, retratado de perfil, presenta en la región temporal unas pequeñas tumoraciones cutáneas, que nos recuerdan algunos casos de carcinoma basocelular incipiente, aunque también puede plantearse el diagnóstico diferencial con queratosis actínicas o nevus intradérmicos. 

La zona, expuesta habitualmente al sol, y la avanzada edad del personaje hacen pensar en una continuada acción solar sobre su piel, la principal causa de carcinomas basocelulares o basaliomas, muy común en los países soleados. Se trata de una enfermedad que comienza de forma insidiosa, como una pequeña pápula traslúcida y que va aumentando lentamente. Son tumores malignos, aunque no suelen dar metástasis en otros órganos. Sin embargo pueden presentar un crecimiento local, destruyendo los tejidos circundantes. 

Una mujer, afecta de hirsutismo


Otro de los personajes del cuadro, la mujer de la derecha, presenta el rostro vuelto hacia abajo y sostiene un niño en los brazos. En este caso observamos una importante vellosidad facial, especialmente visible en la zona de la patilla, aunque algunas sombras pueden hacer sospechar que también están afectadas áreas de la frente y del labio superior. Creemos que se trata de un caso claro de hirsutismo, problema de base endocrinológico (posiblemente ovárico o adrenal) que aumenta la producción de vello en la cara y cuerpo. 
Publicar un comentario