jueves, 11 de febrero de 2016

La rubia cabellera de Cap d'Estopes.







 Guillem Morei

Sarcófago del conde Ramon Berenguer II "Cap d'Estopes"
(s. XIV)

Piedra esculpida

Catedral de Girona 



Muchas veces, los motes se originan en un rasgo fácilmente reconocible de nuestra persona. El color del pelo es uno de los que con frecuencia originan estos apelativos. El pelo largo, rizado, peinado de tal o cual manera, o todavía más su color. Es fácil describir a alguien como "la rubia", o "el pelirrojo". Una manera rápida de indicar a una persona. 

Lo mismo sucedía en la Edad Media con los soberanos. Y este es el caso que comentaremos hoy, el de Ramón Berenguer II (1053 - 1082), conde soberano de Barcelona y de los condados unificados que constituían la actual Catalunya.  Por su abundante y encrespada cabellera pajiza, fué llamado "Cap d'Estopes" (ya que su color y aspecto recordaba a la estopa), y del que nos ha llegado una legendaria historia. 

Corría el año 1053. El conde Ramón Berenguer I llamado "el Viejo" y su mujer, Almodís de la Marca, tuvieron dos hijos gemelos, a los que llamaron Berenguer Ramón y Ramón Berenguer. 

Así fue. Cuando murió el viejo conde (1076), y a falta de primogenitura, ocuparon el trono los dos hermanos, Berenguer Ramón II y Ramon Berenguer II, a quien en seguida el pueblo comenzó a llamar "Cap d'Estopes" por su vistosa cabellera rubia, que recordaba un manojo de estopa o de paja. Este régimen de gobierno conjunto pronto ocasionó tensiones, desavenencias y disputas entre los dos gemelos. Una situación que se agravó todavía más por la popularidad que pronto alcanzó "Cap d'Estopes" entre sus vasallos. 


Firma de Ramon Berenguer II "Cap d'Estopes"


Un día del año 1082, "Cap d'Estopes" había ido a cazar al Montnegre, entre Hostalric y Sant Celoni, y de golpe desapareció. Al dia siguiente, encontraron su cadáver en un estanque situada en un lugar solitario, con señales claras de que había sido asesinado. El cadáver fue trasladado a Girona, en cuya catedral fue enterrado. El pueblo sospechó siempre que "Cap d'Estopes", su conde preferido, había sido asesinado por su hermano, aunque nunca pudo probarse. Berenguer Ramón II siguió gobernando en solitario, en medio de los recelos de sus súbditos. Acusado finalmente de fratricidio por un grupo de nobles, para dilucidar el caso acudió a una justa en la corte de Alfonso VI de León. El conde perdió la justa y fue considerado culpable, según las costumbres de la época, y es conocido en la historia como Berenguer Ramón II "El Fratricida". El conde partió a Jerusalén con la Primera Cruzada, junto con las huestes del conde de Tolosa de Lenguadoc. Aunque no se tienen datos documentales de su suerte, es probable que muriera en el sitio de Jerusalén de 1099. Le sucedió en el condado Ramón Berenguer III, hijo de Cap d'Estopes. Hasta aquí la historia real, la que podemos documentar. 


El halcón de Cap d'Estopa, esculpido en un arco
de la catedral de Girona www.girona.cat
Pero pronto surgieron las leyendas.  Según ellas, cuando el féretro de Cap d'Estopes llegó a la Catedral de Girona, su  halcón, no se separó en ningún momento del ataúd. Cuando llegó a la Catedral, el fiel halcón - que probablemente era el único testigo del crimen - entró en el interior de la Catedral, revoloteando constantemente por el templo, como si quisiera avisar a los canónigos de quien era el asesino, hasta que el pobre animal, desfallecido, cayó muerto a los pies del ataúd de su dueño. Esta leyenda fue tan divulgada por el pueblo, que se colocó un halcón de madera en la galilea de la catedral. Años más tarde, cuando se construyó la catedral gótica se esculpió la figura de un halcón en uno de los arcos del templo. 

La segunda leyenda hace referencia a los funerales de Cap d'Estopes que tuvieron lugar poco después en la catedral de Girona, y que presidía, como es natural, su hermano el conde Berenguer Ramón II. Dicen que los canónigos, al cantar el Oficio de Difuntos, se equivocaban de antífona constantemente y que entonaban una y otra vez el canto "Ubi est Abel, frater tuus?" (¿Donde está Abel, tu hermano?). Esta frase, que según la Biblia la dirigió Dios a Caín después de su crimen fratricida era una implícita acusación al conde, y alertó a la concurrencia, desencadenando los rumores y recelos. Finalmente, el vizconde Ramón Folch de Cardona que acabó desafiando a Berenguer Ramon II a un duelo para probar su inocencia, con el resultado que ya hemos comentado.  


Escena bíblica en la que Caín mata a su hermano Abel. A la derecha Dios le pregunta: "Ubi est Abel, frater tuus?" (¿Donde está Abel, tu hermano?). Relieve del claustro de la catedral de Girona (s. XII) 

Lo cierto es que la dinastía de Barcelona fue continuada por el hijo de Cap d'Estopes, Ramón Berenguer III "el Gran", que completó la reconquista de Catalunya hasta el Ebro. En cuanto a nuestro conde de rubia y crespa melena, Cap d'Estopes reposa en un bello sarcófago sobre la puerta de la Sacristía de la Catedral. Si algún día visitáis la catedral de Girona, uno de los más bellos templos góticos de Catalunya, no dejéis de recordar la leyenda del conde asesinado y de su fiel halcón.  


Inscripción del sepulcro del conde Ramón Berenguer II, Cap d’Estopes (1053-1082) de la Catedral de Girona:

Inscripción en latín escrita por el rey Pedro III en el año 1385: 
“In hoc tumulo iacet corpus illustris ac potentis viri domini Raymundi Berengarii Comitis Barchinonae filii domini Raymundi Berengarii Comitis Barchinonae qui Usaticos condidit. Hic propter multitudinem et densitatem crinium crisporum fruit dictus Cap d’Estopes qui vulnerato decessit nonas december in civitate Gerundae anno Domini MLXXXII et fuit sepultus in quoadam tumulo constructo foris in Sede iuxta portam. Et postmodum translatus per illustrissimum principem et dominum Dominum Petrum tertium Aragonum Regem ipsius comitis octavum neptem V die novembre anno Domini MCCCLXXXXV regnique sui quinquagesimo”
“En esta tumba yace el cuerpo del ilustre y poderoso barón señor Ramón Berenguer Conde de Barcelona, hijo del señor Ramón Berenguer Conde de Barcelona quien instituyó los Usatges. Aquel a causa de la calidad y densidad de los rizos encrespados fue llamado cap d’Estopes, el cual herido murió en la ciudad de Girona el cinco de diciembre de el año MLXXXII y fue sepultado en una tumba construida en la presente Seo en el exterior al lado de la puerta. Y posteriormente trasladado  por el ilustrísimo príncipe y señor Pedro tercero Rey de Aragón, octavo descendiente del mismo conde el día cinco de noviembre del año del Señor MCCCLXXXV y quincuagésimo de su reinado”

Bibliografía

La muerte de Cap d'Estopes http://www.turismehostalric.cat/es/coneix_hostalric/pagina/38

El sepulcre de Ramon Berenguer II http://www.pedresdegirona.com/cap_estopa_1.htm


El falcó d'en Cap d'Estopa http://www.pedresdegirona.com/separata_cap_estopa.htm


Ramon Berenguer II y el halcón http://vacioesformaformaesvacio.blogspot.com.es/2012/08/ramon-berenguer-ii-y-el-halcon.html



Apertura de los sarcófagos de Ramon Berenguer II y de la condesa Ermessenda (1982) 






Publicar un comentario