martes, 29 de septiembre de 2015

El lavabo de Fernando VII


Tocador, con espejo incorporado. En primer plano,
neceser de viaje, que incluye bacía y espejo, para afeitarse. 




Lavabo de Fernando VII

Museo Romántico, Madrid





Recientemente se ha instalado en el Museo Romántico, de Madrid la sala de baño completa del rey Fernando VII (1784-1833). El interés de esta pieza, situada originariamente en el Palacio de Oriente, es que nos permite conocer como era una de estas dependencias de higiene a principios del s. XIX. 

Ciertamente, hemos de entender que una sala como esta solamente estaba al alcance de la realeza o de la alta aristocracia. Nada tiene que ver con las casas de las clases populares que no solían disponer ni siquiera de un excusado. Por el contrario, aquí encontramos un sillón aterciopelado para satisfacer las necesidades de evacuación. El asiento estaba perforado y comunicaba con una especie de armario en la parte inferior. En este armario se colocaba una bacinilla que posteriormente a su uso era retirada, ya que no se disponía de conexión con la cloaca ni de instalación de agua corriente. 

Otra pieza de interés era el tocador, dotado de un espejo que facilitaba operaciones como peinarse, afeitarse o la higiene bucal.  Una jarra, situada encima de las mesillas auxiliares suministraba el agua necesaria que era vertida sobre jofainas adecuadas.  



El retrete real, que aparece forrado de terciopelo y con figuras decorativas en oro, en estilo fernandino


En esta época los lavados solían ser parciales (manos, cara...) ya que los baños de inmersión en bañera no se practicaban muy frecuentemente (y mucho menos las duchas).

Otro objeto que merece atención es una caja conteniendo una bacía y un espejo, que era usada para afeitarse, y que podía trasladarse en los viajes. Una colección de pinzas, navajas, brochas y otros adminículos completan la ambientación de la sala que nos parece representativa de los hábitos de higiene en las clases altas de esta época. 




El rey  Fernando VII de España







Publicar un comentario