lunes, 28 de noviembre de 2016

Accidente de tráfico






Alfonso Ponce de León
 

Autorretrato
(1936)

Óleo sobre lienzo. 160 x 190 cm. 
Museo Nacional de Arte Reina Sofía. Madrid.



Alfonso Ponce de León (1906-1936) nació en Málaga, aunque su familia se trasladó a vivir a Madrid cuando el tenía 5 años. Se formó en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde compartió aulas con Salvador Dalí y Maruja Mallo. Entre sus amigos de esta época figuran Federico García Lorca y Luis Buñuel. Desde un principio se encuadró en los ambientes de vanguardia, exponiendo en los Salones de Artistas Independientes de Madrid vinculándose con el Realismo mágico. Más tarde realizó una estancia en París donde se relacionó mucho con Pablo Picasso. A principios de la década de los 30, realizó algunos decorados para los espectáculos de La Barraca, la compañía ambulante que Lorca patrocinaba. También realizó algunos grabados para libros e incluso hizo alguna incursión en el cine. 

Una de sus últimas obras fue este curioso autorretrato, donde se representa a sí mismo en un accidente de tráfico. Se trata de un cuadro inquietante, tal vez por la extraña posición del cuerpo, que tan bien refleja la inmediatez del traumatismo. Una enigmática luz, ilumina al accidentado, proyectando sombras misteriosas y creando un ambiente casi fantasmal. La luz no procede de los faros del coche, lo que aumenta el desconcierto del espectador. Una intriga que se ve aumentada por la exuberante vegetación del ángulo inferior derecho, que en cierto modo recuerda la que pintaba el aduanero Rousseau. Y para remate El resultado global es la de un ambiente casi onírico. 

El autorretrato de Ponce de León fue casi una premonición, que casi dejó plasmada en el cuadro, donde aparece con el dedo ensangrentado apuntando a la frente, y una mirada inquisitiva de reojo. Su muerte se produjo aquel mismo año. Es cierto que no fue a causa de un accidente de automóvil, pero sí fue una muerte violenta. Alfonso Ponce de León, ideológicamente afín a la Falange Española, fue detenido en los primeros días de la Guerra Civil Española y apareció asesinado poco después en la cuneta de Vicálvaro. 

El tema que plantea del cuadro - los accidentes de tráfico - siguen siendo una de las principales causas de muerte en el s. XXI. Hubo un tiempo que se decía que la mayoría de las muertes en nuestro país eran las provocadas por las "Tres C": Cáncer, Corazón y Carretera. Es cierto que la incidencia de muertes en la carretera ha disminuído notoriamente en los últimos años, pero todavía ocupa un lugar destacado, y sigue siendo la principal causa de muerte entre los 15 y los 40 años, además de un gran número de secuelas en los supervivientes. En 2014 se produjeron cerca de 1.800 muertes anuales (1429 hombres y 444 mujeres) 






Publicar un comentario