martes, 16 de agosto de 2016

Mosquitos, los pequeños enemigos voladores





Suzuki Harunobu 鈴木春信

  Escena de dormitorio con mosquitera 
  (1766)


Lámina. 110'5 x 135 cm. 
Museum of Fine Arts. Boston.


En verano es casi obligado hablar de los mosquitos. Los mosquitos preocupan y con razón. Además de sus molestas picaduras, que pueden ser de importancia como las del mosquito tigre (Aedes albopictus), los mosquitos actúan de vectores de numerosas enfermedades (paludismo, leismaniosis, zika, chikunguya, dengue...) muchas de las cuales pueden ser mortales o tener infaustas consecuencias. En este sentido, el mosquito es - a pesar de su pequeñez - el animal que más muertes de humanos ocasiona en todo el mundo. Como dice el adagio: "No hay enemigo pequeño". Además, según algunos estudios realizados en las zonas endémicas de dengue, los mosquitos que no están infectados por el virus tienden a picar a personas enfermas y una vez que han adquirido el virus, buscan a personas sanas, contribuyendo así a la eficaz propagación de la enfermedad. 

Tal vez por su pequeñez, los mosquitos no han tenido una gran presencia en las obras de arte. Aunque sí algunos de los sistemas que se han ideado para evitar sus picaduras, como las mosquiteras, que encontramos en obras ukiyo-e de artistas japoneses del s. XVIII, (que tanta información nos proporcionan sobre los detalles de la vida cotidiana). Es el caso de Suzuki Harunobu y sus escenas de alcoba, en las que la mosquitera de cortina es siempre un elemento presente. O algunas pinturas de John Singer Sergent, en las que las mosquiteras aparecen más pequeñas y transportables, ajustándolas a la cabeza y zonas descubiertas del cuerpo. También hay un monumento al mosquito (sic) en Komarno, Canadá. 


John Singer Sergent. La mosquitera. 57.5 × 72.4 cm. White House. 


Sobre las picaduras de mosquito hay que señalar que los insectos que pican son solamente las hembras. Al parecer necesitan un suplemento de hierro, que obtienen en la sangre de sus huéspedes, durante el período reproductivo. Los machos solamente se alimentan de sustancias vegetales. 

En la lucha contra los mosquitos, una cuestión crucial es la de conocer porqué los mosquitos pican más a unas personas que a otras. Una fantasiosa leyenda popular lo atribuye a que algunas personas tienen la sangre dulce, pero esto es totalmente falso: los mosquitos no detectan el contenido en azúcares de la sangre ni pican más a los diabéticos. La mayoría de los mosquitos dispone de un doble mecanismo para la detección de sus presas: uno de larga distancia y otro de proximidad. Los mosquitos se sienten atraídos de lejos por las emanaciones de CO2 de sus posibles presas, que pueden detectar a una distancia respetable, si bien hay que señalar que los mosquitos se mueven dentro de un territorio limitado y no recorren más de 200 m. en el curso de su vida. Pero cuando el mosquito se encuentra ya próximo a su víctima, se guiará por otro tipo de señales, como el calor que desprende el huésped o todavía más por sus efluvios olorosos. Los mosquitos son en efecto muy sensibles a los aromas. Pueden distinguir cerca de 150 tipos de olores desprendidos bien directamente por el cuerpo humano o también por los procesos de fermentación que sobre la piel producen las bacterias o los hongos microscópicos. Y esto es un factor determinante.

Por este motivo, para evitar en lo posible las picaduras de mosquitos debe evitarse en lo posible el uso de perfumes, ya que podría aumentar el atractivo para estos insectos. Del mismo modo, debe evitarse usar prendas de cuero, ya que sus emanaciones odoríferas podrían también atraerlos. Se han efectuado algunos estudios que parecen probar que los mosquitos se sienten más atraídos por las personas que beben cerveza que por las que beben agua, probablemente debido a la eliminación cutánea de ciertos aromas presentes en la cerveza. 

Algunos mosquitos como Anopheles antropophilus pueden llegar a modificar sus hábitos para adaptarse a las costumbres humanas. Así esta especie de mosquito, que tenía hábitos preferentemente nocturnos, ha aprendido en algunas zonas a picar de día para evitar las mosquiteras impregnadas de sustancias repelentes usadas por las noches por la mayoría de la población. 

Monumento al mosquito gigante.
Komarno, Canadá.

El mosquito tigre (Aedes albopictus) es una especie asiática que ya se ha aposentado hace algunos años en muchas zonas de nuestro país, como es el caso de la zona en donde vivo y trabajo. Como dermatólogo he tenido ocasión de atender a algunos pacientes con picaduras de este insecto, mucho más aparatosas que las picaduras de los mosquitos comunes, con gran dolor e inflamación. Pero, cómo reconocer al autor de las picaduras?. 

Generalmente suele decirse que se puede reconocer al mosquito tigre por las rayas blancas y negras de su abdomen. Sin duda éste es el mejor distintivo... si es que gozáis de muy buena vista, ya que el tamaño del mosquito es de menos de 5mm!! Claro, este dato es de gran utilidad para identificar al mosquito ya muerto, cosa que ya no suele ser tan útil, a efectos preventivos. En el caso - poco probable - que lo podáis observar inmóvil sí que podréis constatar que se trata de un insecto muy negro, con rayas blancas en el abdomen y en las patas (y por lo tanto, mucho más parecido a una cebra que a un tigre)

El vuelo de Aedes albopictus es mucho más lento que el de otras especies, por lo que es relativamente fácil poderlo aplastar. 

Sus hábitos son predominantemente diurnos, con picos de mayor actividad al alba y al crepúsculo. O sea, que si por la noche os sentís acosados por el zumbido de un mosquito por la noche cuando estéis ya acostados, en la cama, podéis consolaros pensando que las probabilidades de que se trate de un mosquito tigre son ínfimas. Tal vez eso ayude a calmar la exasperación que probablemente os provoque tal situación. 



El mosquito tigre procede de Asia y se ha aclimatado muy bien en muchas de nuestras zonas urbanas y periurbanas. Especialmente en las ciudades más densamente pobladas. Tal vez por eso, a diferencia de otras especies, el mosquito tigre es poco sensible a las emanaciones de CO2, ya que de por sí los ambientes urbanos están muy saturados.  Se trata de una de las 10 especies más invasivas y en el momento actual ya se ha detectado su presencia en más de 60 países.



Sabes como pica un mosquito Aedes aegypti ?








Qué ocurre dentro de tu cuerpo cuando te pica un mosquito? 



Publicar un comentario