viernes, 28 de abril de 2017

La sífilis de Smetana






Per Södermark 

Retrato de Bedrich Smetana
(1858)
 Óleo sobre lienzo
Museo Nacional Smetana. Praga.f




Bedrich Smetana (1824-1874) fue un importante músico y compositor. Había nacido en Bohemia (que entonces formaba parte del Imperio Austrohúngaro) y se sintió siempre muy unido a su país natal. Desarrolló un estilo musical inscrito en los movimientos nacionalistas del s. XIX por lo que es conocido como el padre de la música checa. Escribió su primera composición durante el Levantamiento de Praga en 1848, enardecido por el momento histórico que vivía. Entre sus principales obras destaca la ópera La novia vendida y la serie de poemas sinfónicos Má Vlast (Mi Patria) en los que se evocan leyendas, historia y paisajes de su país natal. 

Poco después trabajó como director de coro y profesor en Suecia, donde permaneció durante bastantes año, refugiándose de la turbulenta situación de su patria.

A principios de la década de 1860 regresó a Praga, incorporándose plenamente a la vida musical de la ciudad, principalmente como defensor del nuevo género de la ópera checa. En 1866, Smetana llegó a ser el director principal del Teatro Provisional de Praga. Pero su identificación con las ideas progresistas de Liszt y Wagner eran consideradas hostiles al desarrollo de un estilo de ópera checa distintivo, por lo que los años de su dirección estuvieron marcados por la polémica.

Geskel Saloman: Retrato de Smetana (1837)
En 1872 comenzaron a aparecer los primeros síntomas de un terrible mal nervioso. Tenía una hipersensibilidad auditiva extremada, que le hacía insoportable cualquier mínimo ruido o "falso tono". En su diario, (30 abril 1874) confiesa llevar más de quince días "con una úlcera que le supuraba". En junio de aquel año comentaba que tenía molestias faríngeas persistentes. Un mes más tarde acudía a la consulta médica del Dr. Zaufal por un persistente exantema cutáneo.  

Smetana tenía continuas "alucinaciones" auditivas que evolucionó a una hipoacusia derecha casi total y finalmente, a una sordera total, que le obligó a dimitir de su cargo como director musical del Teatro de Praga.poco después inició un cuadro de vértigos. 

El músico checo, muy preocupado, consultó sus problemas con el Prof. Adam Politzar que le prescribió electroterapia y un tratamiento tópico para aplicar en todo el cuerpo. 

El cuadro clínico de Smetana puede considerarse como el de una sífilis terciaria. Además él mismo achacaba su problema a la ulceración (chancro primario) aunque no aclaraba la localización del mismo. Contamos también con síntomas que permiten identificar un secundarismo: faringitis, exantema (roséola?). En sus últimos años se presentó una neurosífilis con episodios de agitación y agresividad que obligaron a ingresarle en una institución mental. También presentaba alteraciones de la marcha (tabes?) lo que unido al transtorno mental, coincidiría con el diagnóstico de una sífilis terciaria. El octavo par craneal se ve frecuentemente afectado y de ahí los problemas acústicos y laberínticos. El ungüento que le prescribió Politzar era probablemente un compuesto mercurial, el tratamiento habitual en aquel tiempo para los casos de sífilis.  


Smetana: Die Moldau (Orquesta Filarmónica de Berlín, dirigida por von Karajan) 




Smetana's "My Country"Documentary


Publicar un comentario