jueves, 20 de abril de 2017

Exlibris de dermatólogos alemanes


Exlibris de Louis Chargin. Mercurio da el tratamiento a Venus (alusión al tratamiento de la sífilis con el mercurio, terapia habitual en esta época). Al fondo, un sol naciente de esperanza lleva inscrito el número 606 (alusión al Salvarsán de Ehrlich, que supuso un notable avance terapéutico)




 Exlibris de dermatólogos alemanes
(Alrededor de 1900)

Diversas bibliotecas



Exlibris es una voz latina que significa literalmente, de entre los libros de, es decir, libro procedente de entre los libros de una biblioteca privada o de una institución pública.

Ex libris de Carl Schirren
Ex libris de la Biblioteca de la Clínica 
Dermatológica  de Friederichstadt (Dresde) 


















Un exlibris es una marca de propiedad que normalmente consiste en una estampilla, sello o etiqueta que se coloca en el reverso de la cubierta o tapa de un libro, y que contiene el nombre del propietario del ejemplar. El nombre del poseedor va precedido usualmente de la expresión latina ex libris (o a veces ex bibliotheca).

Exlibris de Oscar Gans (1888-1983)

El uso de exlibris estaba muy extendido durante el s. XIX y la primera mitad del s. XX. Era una marca de prestigio entre los poseedores de grandes bibliotecas privadas (profesores, médicos, bibliófilos, escritores) y públicas (universidades, hospitales, bibliotecas públicas, seminarios). 

Muchos artistas de prestigio realizaron dibujos y diseños de exlibris. La época dorada de estas manifestaciones fue durante los años del Modernismo (estilo que se conoce con diversos nombres: Jugendstil en Alemania, Sezessionstil en Austria, Art Nouveau en Francia, Tiffany en Estados Unidos o Liberty en Italia). El esteticismo del movimiento, su especial encuadramiento en movimientos culturales y literarios y el especial impulso que dieron a las artes gráficas favorecieron la eclosión de estas pequeñas manifestaciones de arte. 


     Exlibris de Wilhelm Heuck                              

Muchos exlibris representan motivos sanitarios o relacionados con la salud o la vida. No faltan las "vanitas" (calaveras) que tanto popularizó el arte barroco, como en el de Oscar Gans, en el que una flor parece surgir de una calavera, como una esperanza de vida que surge de nuestro inevitable destino. 

Frecuentemente, a través de los exlibris, de sus símbolos y alegorías, y sobre todo de sus frases sapienciales, proverbios o inscripciones - cuando las hay - encontramos las claves para conocer la personalidad, las aficiones, los gustos artísticos o las inclinaciones de sus antiguos propietarios. 


        Exlibris de Georg Alexander Rost                    
En definitiva, un exlibris puede ser considerado perfectamente como un retrato psicológico y sociológico de su dueño. La firma, la sombra de su espíritu que en cierto modo ha querido legarnos entre uno de sus bienes más apreciados: los libros, la fuente de su conocimiento. 

Reunimos hoy aquí algunos ejemplos de exlibris de dermatólogos alemanes insignes. Algunos de ellos fueron usados en las bibliotecas de los Servicios regentado por ellos en el Hospital o en la Universidad y otros en la biblioteca privada de su casa, durante el período cercano a 1900. 


El exlibris de Neisser, en la línea del Jugendstil (modernismo) 
     




Dos exlibris de Paul Galewsky


Exlibris del Prof. Max Wolters. 







Bibliografía

Scholz A. Der Gottlose borgt und gibt nicht wieder - Dermatologen-Exlibris um 1900. In: Herzberg JJ, Korting GW. Zur Geschichte der Deutschen Dermatologie. Herausgeber ed. Berlin, 1987.

Scholz A. Eugen Galewsky (1864 bis 1935) Dermatol Mon schr 158: 53-68, 1972

Scholz A. Das Exlibris des Dermatologen, Medicamentum 18: 374-379, 1977


Publicar un comentario